Editorial: Peligra la alianza anti-ISIS

Turquía y Rusia tienen que supoera el serio incidente para enfocarse en el enemigo común
Editorial: Peligra la alianza anti-ISIS
Este nuevo incidente pone a prueba la ya tensa relación entre Rusia por un lado y Estados Unidos con Europa del otro.
Foto: BBC

Los esfuerzos para formar un frente coordinado internacional para derrotar el Estado Islámico (ISIS) se complican con el derribamiento de un avión militar ruso por parte de Turquía y por lo menos la muerte de un piloto a manos de rebeldes contrarios al gobierno sirio de Assad. Este serio incidente debe ser resuelto cuanto antes por los gobiernos de Ankara y Moscú, de manera que pueda continuar con la idea común de eliminar al grupo que está detrás de los atentados que han dejado cientos de muertos en Egipto, Líbano y París.

Según los reportes, el ingreso de aviones rusos que bombardean posiciones en el norte de Siria en el espacio aéreo turco es un problema desde hace un tiempo. En este caso las autoridades turcas dicen haber advertido en 10 ocasiones al avión sobre su posición antes de derribarlo. Luego los rebeldes turcomanos, sirios de origen turco, que ya fueron bombardeados por los rusos en su respaldo al gobierno de Bashar Al Assad, les dispararon a los pilotos mientras caían en paracaídas.

La situación en Siria es confusa entre facciones con rivalidades religiosas, en medio de los intereses geopolíticos contrarios de Rusia y Estados Unidos sobre el futuro de Assad. Al mismo tiempo están unidos por el enemigo común que representa ISIS, el cual ha demostrado ser capaz de derribar un avión de pasajero ruso como múltiples ataques en Paris o tener paralizada por días una ciudad como Bruselas.

Ahora le queda al presidente francés, Francois Hollande, la misión de convencer al presidente ruso Vladimir Putin de integrar el frente común contra ISIS en este momento delicado. El que Turquía integre la alianza militar de la OTAN no hace más que aumentar la desconfianza de Putin hacia Occidente ya que ve a la OTAN como una amenaza permanente sobre Rusia y una justificación para su intervencionismo en Ucrania.

Este nuevo incidente pone a prueba la ya tensa relación entre Rusia por un lado y Estados Unidos con Europa del otro. Esperamos que pueda ser superada como para que se pueda coordinar una estrategia contra ISIS. El único beneficiado será el Estado Islámico si no se logra la colaboración para derrotarlo entre todos los perjudicados de sus acciones terroristas.