Prisión preventiva para sirios detenidos con pasaportes robados en Honduras

Prisión preventiva para sirios detenidos con pasaportes robados en Honduras
Foto: EFE

La Justicia de Honduras impuso hoy prisión preventiva y auto de formal procesamiento a los cinco sirios detenidos la semana anterior en un aeropuerto del país cuando pretendían viajar a Estados Unidos con pasaportes griegos robados.

El juez admitió una acusación del Ministerio Público contra los sirios por falsificación de documentos y por uso y usurpación del Estado Civil en perjuicio de la fe pública.

La portavoz del juzgado que lleva el caso, Bárbara Castillo, dijo a periodistas que a los sirios se les dictó “auto de formal procesamiento con prisión preventiva”.

Los acusados se han identificado como Majd Ghanout Kousa, Lourans Samaan, William Gahnem, todos de 21 años; y Fady Freej Shehada y Mazen Mikhail, de 26 y 30 años, respectivamente.

El delito de falsificación de documentos en Honduras se castiga con una pena de hasta 9 años, mientras que la usurpación del estado civil con hasta 6 años, según el Código Penal.

Los extranjeros llegaron el pasado 17 de noviembre al aeropuerto Toncontín, de la capital hondureña, en un vuelo desde Costa Rica, y su destino era Estados Unidos, según las autoridades hondureñas.

El juez ordenó que los acusados permanezcan en la cárcel, situada en el sector de El Porvenir, departamento central de Francisco Morazán, a la que fueron enviados el viernes pasado, cuando se les dictó detención judicial, indicó la portavoz del tribunal.

El abogado defensor de los sirios, Marvin Rivas, dijo sentirse “decepcionado” por la actuación del tribunal.

Los sirios “son sujetos de protección internacional, ya que vienen huyendo de su país por la violencia”, explicó la defensa.

“La decisión confirma que nuestros funcionarios no tienen la cultura de respetar los compromisos internacionales”, subrayó el abogado a los periodistas.

El Gobierno hondureño indicó en la víspera que analiza la petición de refugio de los cinco sirios, quienes argumentan que sus vidas peligran en su país.

La petición, respaldada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Honduras, está en manos de las autoridades del Instituto Nacional de Migración, dijo este lunes el ministro hondureño de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Rigoberto Chang Castillo.