Las carreras empezaron como un juego para el mexicano Suárez; hoy es Novato del Año en Nascar

El originario de Monterrey, quien terminó en el quinto lugar de la serie Xfinity, fue el primero de su familia en sentir pasión por la velocidad

Guía de Regalos

Las carreras empezaron como un juego para el mexicano Suárez; hoy es Novato del Año en Nascar
El mexicano Daniel Suárez, de la Nascar Xfinity, ha empezado a escribir su historia en el automovilismo de alto nivel.
Foto: Getty Images

Controlar un auto de carreras a 200 millas por hora en un óvalo asfaltado con decenas de miles de personas observando es un sueño convertido en realidad para Daniel Suárez.

“Escogí esta profesión porque es lo que me apasiona, lo que más me gusta hacer en la vida”, dice el piloto mexicano que al término de la temporada 2015 fue nombrado Novato del Año en la categoría Nascar Xfinity.

Para Suárez, el recorrido por las pistas inició apenas a 10 años de edad, cuando ya rodaba llanta en go-karts de su natal ciudad de Monterrey.

Fue ahí donde tuvo su primer contacto con el estruendoso rugir de los motores, el olor a gasolina quemada, la adrenalina que terminó por seducirlo.

“Todo inició para mí como un juego, yo era un niño, pero después se fueron dando las cosas para que me convirtiera en profesional”, comenta el piloto de 23 años de edad en entrevista.

Adicto a la adrenalina

El gusto por el deporte automotor no le viene a Suárez por herencia familiar. Y tiene dos hermanos menores a los que no les interesa las carreras de autos.

“Yo soy el único y el primero de la familia que practica el automovilismo, pero recibo el apoyo de todos y eso es muy importante para mí”, dice el piloto para después explicar la verdadera razón que lo mantiene en las pistas.

“Cuando sientes la adrenalina de correr, se convierte en algo que no puedes dejar y yo tengo la fortuna de hacerlo todos los fines de semana”, apunta Suárez.

Protagonista del futuro

En la temporada 2015 de Nascar Xfinity, que es como una serie de segunda división de Nascar, Suárez corrió 33 carreras a bordo de un Toyota Camry perteneciente a la escudería Joe Gibbs Racing.

Arriba de su auto, pintado con el número 18 en los costados, el regiomontano quedó siete veces dentro de los primeros cinco puestos y 16 ocasiones en los 10 primeros.

Con esa actuación, Suárez se convirtió en el primer hispano en ganar el llamado Premio Sunoco al Novato del Año. Al final de la temporada, fue quinto lugar en la tabla de posiciones con 1,078 puntos. El líder Chris Buescher, de Roush Fenway Racing, tuvo 1,190.

“Ha sido una gran temporada para mí, una muy divertida y de mucho aprendizaje en la que he tenido grandes satisfacciones”, dice Suárez. “Ahora no me queda más que seguir este camino para conseguir cosas más importantes en el futuro’’.