Hay que apoyar la Proposición 47 con ideas creativas

La medida permite que ciertos crímenes menores sean eliminados del historial delictivo de una persona

Guía de Regalos

Hay que apoyar la Proposición 47 con ideas creativas
Supervisora del condado de Los Ángeles, Hilda Solis.

Como la mayoría de las personas en el gobierno les dirán, la promulgación de la ley es la parte más fácil. La parte difícil es la implementación. La Proposición 47 no es la excepción, y el Condado de Los Ángeles necesita ideas creativas para implementar esta proposición en una manera exitosa. El año pasado, los votantes de California aprobaron la Proposición 47: La Ley de Los Vecindarios Seguros y de Escuelas Seguras, lo cual redujo ciertos delitos a crímenes menores.

El propósito de la ley era disminuir el número de delincuentes de bajo nivel en las prisiones y también de tratar de remover los obstáculos que impiden a las personas que han cumplido su tiempo en la cárcel reincorporarse a la sociedad productiva (la ley también se aplica retroactivamente). Esta claro que se ha logrado el primer objetivo: la subsiguiente disminución de la población carcelaria ha permitido que el Estado de California cumpla con mandatos judiciales un año antes de lo previsto. Pero el segundo objetivo – eliminar las barreras a la reincorporación – no ha disfrutado de ese mismo éxito.

Aunque somos conscientes de que la curación intensiva de un trauma es más importante que el empleo, no hay duda de que un trabajo ofrece dignidad, un propósito en la vida y los ingresos para poder sostenerse y de prevenir la delincuencia. Por eso, el supervisor Mark Ridley-Thomas y yo proponemos una serie de grandes alianzas públicas y privadas para poder ayudar a  hombres y mujeres elegibles de la Proposición 47 por medio de trabajos y servicios sociales adecuados. Pero esto es solamente un paso.

Según las oficinas del Defensor Público del Condado y del Defensor Público Alternativo, al menos 690,000 residentes del condado de Los Ángeles son elegibles para una nueva sentencia bajo la Prop. 47. Sin embargo, menos de 50,000 han solicitado una nueva sentencia hasta la fecha. Ya pasó un año después de la aprobación de la ley, que tiene fecha de límite de 2017.

Si este plazo pasa sin una aceleración de solicitudes, el condado de Los Ángeles se habrá perdido una oportunidad para guiar a mucha gente a un camino a la ciudadanía productiva y, así, proteger la seguridad pública.

Los delincuentes enfrentan restricciones para tener acceso al empleo, a viviendas accesibles  y a programas del gobierno. Sin embargo, amplias investigaciones muestran que la mejor manera de prevenir que estas personas vuelvan a cometer crímenes de nuevo es poder garantizar el éxito de la reintegración en la sociedad productiva a estas mismas personas.

Estas restricciones mantienen a estos hombres y mujeres desempleados, sin tratamiento y servicios adecuados – precisamente los factores de riesgo más asociados a la reincidencia. Entonces la pregunta es, ¿por qué no han solicitado más personas elegibles? Primeramente, muy pocas personas saben de esta oportunidad. Una encuesta hecha por el California Endowment reveló que sólo el 29 por ciento de los residentes de Los Ángeles son conscientes de la Proposición 47. Además, el proceso de presentar una solicitud no es nada fácil.

Muchas personas elegibles no son capaces de pagar a un abogado o navegar por el sistema legal sin uno. Los gobiernos locales deben intensificar su compromiso en poder ayudar a estas personas para no fallar. El primer paso es asegurarse de que todos los individuos elegibles apliquen para una reducción de sentencia. Mi propuesta, en colaboración con el supervisor Ridley-Thomas, movilizará a agencias del Condado para identificar de forma proactiva a las personas elegibles y vincularlos a la ayuda legal.

El personal del Condado, que se comunica cada día con miles de residentes, puede ser entrenado para poder, efectivamente, identificar y referir a los candidatos elegibles. Además, la Mesa Directiva de los Supervisores del Condado puede destinar fondos para el pago de paralegales que ayuden en las oficinas del Defensor Público y el Defensor Público Alternativo. Eso les ayudaría con la carga de su trabajo. El proceso de identificar y servir a todas las personas elegibles cumpliría la fundamental misión del Condado – el gobierno debería ayudar a todos. Es emocionante pensar que esto se puede realizar en la vida actual. Con la Proposición 47, tenemos esa oportunidad de poder realizarlo.

El grupo de personas elegibles para la Proposición 47 probablemente es el mismo grupo de personas que más necesitan los servicios sociales del Condado. Cuando identificamos los solicitantes elegibles, deberíamos evaluar simultáneamente sus otras necesidades y conectarles con los recursos apropiados. Por último, estas personas necesitan puestos de trabajo. Se dice que nada detiene una bala como un trabajo.

Los líderes de la comunidad en Los Ángeles – como los de la Cámara de Comercio del Condado de Los Ángeles, la Federación de Trabajadores de Los Ángeles y del California Endowment – traerán sus propias ideas para mejor poder asistir a estas personas por medio de trabajos y otros servicios sociales.

Hoy en día se está realizando una importante transformación en el Condado de Los Ángeles y en nuestro sistema de justicia penal. Estamos en la vanguardia de un cambio nacional – un cambio legítimo que cuestiona el encarcelamiento en masa – y mejor – sigue un paso adelante, hacia las políticas de justicia más inteligente – aún más sana.

Este es un desafío complejo y los gobiernos locales no tendrán éxito si actúan solos. El éxito requiere de una colaboración sin precedentes entre los agentes públicos y privados interesados en la región de Los Ángeles para navegar esta evolución con éxito.