Inmigrantes con licencia AB60 ayudan a otros a conseguirla

Los raiteros de la AB60 se han convertido en ángeles para los inmigrantes que necesitan hacer su examen de manejo
Inmigrantes con licencia AB60 ayudan a otros a conseguirla
El guatemalteco Danilo Franco suele prestar su auto a otras personas para que tomen el examen de manejo AB60.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Cuando Danilo Franco, un residente del sur de la ciudad de Los Ángeles, comenzó a ver en la página Preparándonos para las Licencias de Facebook que la gente pedía ayuda para que los llevarán a presentar su examen al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV), no lo pensó dos veces y ofreció su auto.

“De marzo a la fecha, he llevado a más de 10 a hacer el examen”, dice Franco, quien él mismo es beneficiario de la ley AB60 y fue de los primeros en sacar su licencia de manejo en enero.

“La gente me regala 40, 60 pesos [dólares] por llevarlos o a veces me llevan a comer. Yo lo que hago antes de irnos al DMV es ponerlos a dar una vuelta en mi carro para que se familiaricen con el y ver cómo hacen los cruces, una especie de prueba”, observa este inmigrante guatemalteco.

11/30/15 /LOS ANGELES/ Immigrant Danilo Franco speaks to La Opinion about helping others obtained their driver licenses. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
El propio Danilo Franco sacó su licencia de manejo bajo la ley AB60 en enero pasado. (Aurelia Ventura/La Opinión)

“Para esta semana ya tengo dos a los que voy a llevar a hacer el examen”, cuenta contento.

Desde que el Estado comenzó a expedir las licencias de manejo para los indocumentados en enero, muchos han pedido el auto prestado para el examen de manejo a familiares, amigos y hasta desconocidos debido a que temen que el suyo no funcione bien porque no está 100% en buenas condiciones.

“Se da el caso que hay personas que no tienen auto y no quieren comprar uno hasta no tener la licencia de manejo. Por eso necesitan a alguien que se los preste para el examen al volante”, explica Franco.

Ayuda que te ayudaré

Asegura que llevar a los inmigrantes al DMV y prestarles su automóvil para que hagan el examen al volante es más que nada por ayudar, “pero lo que me dan me sirve para la gasolina porque ahorita estoy desempleado y discapacitado”.

Oscar Miguel Ulloa quien junto con su padre tienen el portal Alerta California en Facebook y quien también ha prestado su auto para el examen de manejo bajo la ley AB60, dice que se siente muy bien de ayudar a la gente. “Ellos muestran mucha gratitud cuando uno los ayuda. No cobramos por hacerlo, pero siempre de ellos sale darnos 20 y hasta 50 dólares”, observa.

Añade que todo lo que necesita la persona que presta su auto para el examen es presentar su licencia de manejo, su registro del auto y el seguro del mismo.

José Sosa, quien vive en Fontana, ha llevado a familiares y amigos al DMV para que hagan el examen y les ha prestado su auto. “Me recuerdo en especial a un vecino de El Salvador quien temblaba de miedo de no pasar el examen. Él me pidió llevarlo porque el motor de su carro tenía una luz prendida y no quería arriesgarse”, relató.

Danilo Franco ayuda por ayudar, dice. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Danilo Franco ayuda por ayudar, dice. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Sosa, como los otros raiteros de la AB60 no cobran, pero la gente suele darles entre 40 y 50 dólares, dicen.

El grupo H que se anuncia en Facebook sí cobra por llevar a los solicitantes de licencia de manejo en sus autos y prestárselos para el examen, pero La Opinión no obtuvo respuesta de ellos para una entrevista.

¿Qué requisitos debe cumplir el auto para el examen de manejo?

Armando Botello, director de comunicación del DMV, dice que debe cumplir con los requisitos de seguridad incluyendo el funcionamiento apropiado de las luces de freno, el claxon, freno de mano y las señales eléctricas.

Enfatiza que el vehículo debe tener llantas desgastadas con menos de 1/32 pulgadas de profundidad de rodadura; la ventanilla del lado del conductor debe poder bajar; el parabrisas debe estar libre de obstrucciones del lado del conductor y del pasajero; debe contar con un mínimo de dos espejos retrovisores, uno de los cuales debe estar del lado izquierdo.

LEE TAMBIÉN: Las 10 cosas que debes saber antes de hacer el examen al volante del DMV

También, señala Botello, la unidad debe estar asegurada y tener el registro al día.

No es necesario, pero es recomendable que el asiento del pasajero donde irá el examinador, esté relativamente limpio.

Una recomendación muy importante es que un conductor con licencia válida vaya con el solicitante a la oficina del DMV, pues en ese momento el solicitante aún no puede conducir legalmente sin otro conductor con licencia como pasajero.