Si tienes diabetes, atiende tu mente

Los diagnosticados con este mal son susceptibles a padecer de depresión
Si tienes diabetes, atiende tu mente
Inmigrantes sin papeles sufren de altos niveles de depresión, ansiedad y ataques de pánico
Foto: /Shutterstock

A la par de un diagnóstico de diabetes, los pacientes experimentan pérdidas no sólo de salud, sino del estilo de vida al que estaban acostumbrados, lo que los puede llevar a padecer depresión, advierten expertos.

“Requiere cambios de hábitos, como los alimenticios, y eso representa pérdidas para las personas”, explica Diego Larios, subdirector de servicios ambulatorios del Hospital Fray Bernardino Álvarez, en Ciudad de México.

Un problema doble

Que los diabéticos experimenten depresión agrava su condición, pues pierden el interés por controlarse, lo que favorece que las complicaciones crónicas aparezcan con mayor facilidad, asegura Mireya Gamiochipi, coordinadora del programa del IMSS “Viviendo al Son y al Rico Sazón Saludable”, cuyo propósito es el control adecuado de estos pacientes.

Por ejemplo, dice Larios, con la depresión puede disminuir el apetito, lo cual afecta los niveles de glucosa en sangre.

Incidencia

Gamiochipi asegura que el diabético es susceptible a sufrir depresión, de hecho, afirma, 3 de cada 10 la padecen.

“Se ha visto que si se trata la depresión, se mejora el control metabólico por lo menos en dos puntos porcentuales de hemoglobina glicada”, afirma.

Indica que la depresión involucra cambios en el ánimo y el funcionamiento físico por más de dos semanas. Los principales síntomas son el desanimo y la tristeza, así como la pérdida de capacidad de gozo o disfrute e interés por actividades que antes se disfrutaban.

La experta menciona que además las personas piensan que nunca hacen nada bien, hablan y piensan lento y sienten que no valen.

¿Cómo prevenirla?

Para prevenir la depresión en el paciente diabético es crucial el papel de la familia, además de que se aconseja que cuenten con redes de amigos e incluso se involucren a grupos de apoyo, comenta.

“La idea es evitar sensación de aislamiento y soledad. Las redes sociales y grupos de apoyo social previenen la frustración y tristeza asociadas a las dificultades en el control metabólico. Sabemos que la glucosa sube con factores, como estrés… y esto puede desanimar al paciente”, aclara.

Otra recomendación para mejorar el ánimo y alejar el estrés y ansiedad es realizando actividad física moderada, recomienda.

Hay que tratar las dos enfermedades

Por su parte, Larios indica que ante esas enfermedades es fundamental la atención integral. “Si no se cuida bien la diabetes complicará la depresión, si no se cuida la depresión complicará la diabetes”, señala.

Subraya, además, la importancia de recurrir a un tratamiento farmacológico y psicoterapéutico.

Asegura que no hay reacciones adversas o efectos cruzados en los tratamientos de ambas enfermedades.