Nunca antes ha sido tan popular amamantar a los bebés

La Academia de Pediatría América recomienda la lactancia materna por lo menos durante el primer año de vida del infante
Nunca antes ha sido tan popular amamantar a los bebés
Yareni Sánchez tuvo problemas amamantando a su bebé Amir-Yeray, pero no se dio por vencida y logró darle sólo pecho a su pequeño.
Foto: Yurina Melara / Yurina Melara

Aunque para Yareni Sánchez amamantar a su bebé significó 3 semanas de intenso dolor en los pezones, ella no se dio por vencida y después de superar esa etapa dolorosa, ahora le aconseja a todas las mujeres embarazadas y madres que no permitan que las complicaciones sean un obstáculo para darle a sus hijos el mejor comienzo.

“Las primeras semanas fueron muy difìciles. El lloraba de hambre y yo del dolor”, recordó Yareni.

Su hijo Amir Yeray ya tiene 8 meses y aunque ya comenzó a comer sólidos, él sigue amamantando.

Amir Yeray nació en el Hospital White Memorial, en Boyle Heights. Durante su estadía, Yareni  recibió ayuda para iniciar el proceso de la lactancia materna. En este hospital, el 96.% de las madres optan por amanatar, y casi el 54% amamantan exclusivamente. Este es un incremento de casi el 20% entre el 2010 al 2014.

Según una encuesta de la Universidad de California Davis, alrededor del 94% de mujeres a nivel estatal comienzan a amamantar después de dar a luz, pero un 29% también optan por dar fórmula durante su estadía en el hospital.

A nivel nacional, otros estados como Idaho (91%), Oregon (90%), Washington State (87%) y Virgina (85%) también han logrado incrementar la cantidad de mujeres que optan por amamantar a sus bebés. Nueva York (82%) y Nuevo México (85%) han tenido avances importantes, según informes de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Rosa Avelar, consultora de lactancia materna para el programa Women, Infants and Children (WIC) administrado por la organización South Los Angeles Health Project, explicó que la ayuda que las madres reciben en el hospital es crucial para establecer la conexión entre ellas y sus bebés a través de la lactancia.

“Cada bebé es diferente y aunque la mamá ya tenga otros hijos, es posible que enfrente retos y necesite ayuda adicional para amamantar a su bebé”, dijo Avelar. Los problemas que enfrentan las madres y la ayuda disponible puede hacer la diferencia entre continuar amamantando al bebé o darle fórmula.

“La lactancia materna es un gran beneficio para la salud física y emocional del bebé. Es recomendable exclusivamente amamantar la mayor cantidad de tiempo posible”, agregó Avelar.

La Academia de Pediatría América recomienda la lactancia materna por lo menos durante el primer año de vida del infante. WIC recomienda amamantar hasta que la mamá y el bebé lo desee, dos o más años.

Yareni dice que ella ha visto la diferencia en su bebé. Alrededor de una semana y media, además de darle pecho a su bebé, ella le dio fórmula.

“Le comenzó a dar cólicos, se extreñía y lloraba mucho. Después de ir al grupo de apoyo en WIC y decidir sólo amamantarlo, ya no le dieron cólicos ni nada más. Ahora es un bebé feliz y muy saludable”, agregó Yareni.

Gracias a Avelar y al grupo de apoyo de lactancia materna de WIC, Yareni comprendió que el problema principal que tenía era que no estaba agarrando apropiadamente al bebé. Al corregir la postura, el dolor en los pezones paró.

Mamás pobres

Las investigaciones han comprobado que aunque cada vez son más las madres que deciden amamantar a su bebés, los hospitales que sirven a las madres con bajos ingresos, optan por darle fórmula a los infantes durante su estadía en el hospital.

“Hemos visto que entre más educada es la mamá y más información tiene sobre los beneficios de la lactancia materna, disminuye considerablemente el consumo de formula”, dijo Avelar.

Amamantar exitosamente está relacionado con el nivel de ayuda que las madres reciben en el hospital durante las primeras 24 a 72 horas después de dar a luz, indicó Robbie González-Dow, director ejecutivo de la orgnaización California Breastfeeding Coalition.

6 consejos para tener éxito amamantando

  1. Déle pecho al bebé lo antes posible después de que nazca.
  2. Su primera leche (calostro) es espesa y amarillenta y tiene todo lo que su bebé necesita.
  3. Los recién nacidos tienen estómagos pequeños y encesitan tomar pecho a menudo, unas 8 a 12 veces en 24 horas.
  4. Después de que el bebé chupa varias veces debe oír o verlo tragar.
  5. Deje que el bebé le indique cuánto tiempo tiene que tomar pecho.
  6. Darle un chupón o biberón puede hacer que usted produzca meos leche porque el bebé no toma tan a menudo.