Denuncian ejecuciones extrajudiciales de migrantes en México

De 10 casos de asesinatos ocurridos a manos de agentes en los últimos seis meses, la fiscalía tiene conocimiento porque se levantaron denuncias penales, afirman activistas
Denuncian ejecuciones extrajudiciales de migrantes en México
Migrantes centroamericanos en el tren ‘La Bestia’ durante su travesía por México para llegar a Estados Unidos.
Foto: Getty Images

MÉXICO – A 10 inmigrantes centroamericanos los mataron agentes de seguridad privada contratados por el gobierno mexicano, según testimonios. A la mayoría los bajaron del toldo del tren que utilizan para viajar clandestinos a Estados Unidos, luego los golpearon y finalmente les pidieron que corrieran y les dispararon por la espalda.

“Iban vestidos de negro y llevaban el logo bordado de Cusaem”, preció Leticia Gutiérrez, representante de la Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados (SMR), en conferencia de prensa..

Cusaem son los Cuerpos de Seguridad Auxiliar y Urbana del Estado de México (Cusaem), una polémica policía privada que creció durante el mandato de Enrique Peña Nieto cuando era gobernador de aquella entidad.

Cuando Peña se volvió presidente el negocio creció y le dio a Cusaem la vigilancia de muchas instituciones federales, entre ellos los Centros de Detención Migratoria y algunos puntos específicos de las vías del tren que usan los migrantes”, dice el sacerdote Solalinde, fundador del albergue Nuestros Hermanos en el Camino. “Es un gran negocio y se están matando migrantes”

De los 10 casos de asesinatos ocurridos a manos de estos agentes en los últimos seis meses, la Procuraduría General de la República (PGR) tiene conocimiento de los hechos porque se levantaron denuncias penales, afirma Gutiérrez.

De los otros dos ejecutados, lo sabe al menos la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pero “no ha movido un dedo para esclarecerlo como tampoco lo ha hecho la fiscalía federal”, agrega.

SMR junto con otros miembros de una red de defensores de migrantes en México que incluye a Solinde y al cura Heyman Vazquez, de la casa del Migrante de Huixtla, han dedicado parte su tiempo a dar seguimiento a estos delitos que siguen impunes como las 1,110 denuncias penales que han interpuesto por todo tipo de agravios contra migrantes.

Lo que encontraron los dejó con la boca abierta: “La Comisión de Derechos humanos ni siquiera nos ha podido decir qué dependencia del gobierno contrata a esos hombres de Cusamen”, precisa Leticia Gutiérrez, representante de la Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados (SMR).

Lo que sí saben es que los asesinatos ocurrieron en Veracruz, Guanajuato, Chiapas, Querétaro, Guanajuato y Tlaxcala.