El Secretario de Defensa utilizó email personal para asuntos oficiales

Al igual que Hillary Clinton mientras fue Secretaria de Estado, el Secretario Carter pudo haber puesto en riesgo la seguridad nacional de los Estados Unidos

El Secretario de Defensa utilizó email personal para asuntos oficiales
Foto: EFE

El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, utilizó su cuenta de correo electrónico personal para asuntos oficiales, algo de lo que también se acusa a la ex Secretaria de Estado y precandidata Presidencial Hillary Clinton, publicó hoy el New York Times.

De acuerdo con el rotativo neoyorquino, que citó fuentes de la Casa Blanca y del Departamento de Defensa, Carter utilizó su email particular durante sus primeros meses al frente del Pentágono a principios de este año.

Siempre según la información publicada, el Secretario de Defensa siguió usando su cuenta personal hasta dos meses después de que en marzo se desatase la polémica en torno al uso también del correo privado de Hillary Clinton mientras fue Secretaria de Estado en el primer mandato de Barack Obama (2009-2013).

Fue el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, quien al darse cuenta en mayo de que Carter usaba su correo personal, preguntó al Pentágono cuáles eran los motivos, lo que motivó que el Secretario de Defensa abandonase esa práctica y pasase a usar la cuenta oficial.

“Tras revisar sus prácticas de email a principios de año, el Secretario creyó que su uso previo y ocasional del email personal para cuestiones relacionadas con el trabajo, incluso para temas de rutina administrativa, fue un error”, indicó al diario el portavoz del departamento de Defensa Peter Cook.

“Como resultado, dejó de usar de esa forma su email personal y limitó en general su uso del correo electrónico”, añadió.

Este año, Hillary Clinton se vio envuelta en una polémica cuando se preparaba para lanzar su carrera Presidencial, al revelarse que había utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional mientras era Secretaria de Estado.

Ante esta situación, la oposición republicana exigió que se hicieran públicas aquellas comunicaciones que Clinton mantuvo desde su cuenta privada y que podrían atañer a la seguridad del país.

Atendiendo a las reclamaciones de los republicanos y a los de la propia Clinton, que insistió en que se publicaran para despejar cualquier tipo de duda, desde mayo pasado el Departamento de Estado ha desclasificado miles de correos, que ahora están a disposición de la ciudadanía.

El Buró Federal de Investigación (FBI) ha abierto una investigación para determinar exactamente cuáles fueron los riesgos a los que la ex Secretaria de Estado se expuso por este motivo.