Amnistía Internacional denuncia que Rusia ha matado 200 civiles en Siria

Moscú ha negado insistentemente el haber causado víctimas civiles y describe las denuncias en ese sentido como parte de una "guerra de información"
Amnistía Internacional denuncia que Rusia ha matado 200 civiles en Siria
Foto: BBC

El grupo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional denunció que los bombardeos de Rusia sobre Siria han matado a al menos 200 civiles.

Citando testigos y activistas, AI dijo que ha investigado de forma remota más de 25 ataques rusos entre el 30 de septiembre y el 29 de noviembre.

El hallazgo indica según AI que por parte de Rusia ha habido “serias fallas en el respeto al derecho internacional humanitario”.

Moscú ha negado insistentemente el haber causado víctimas civiles y describe las denuncias en ese sentido como parte de una “guerra de información”.

Rusia empezó su campaña en Siria el pasado 30 de septiembre, según dijo, para atacar al autodenominado Estado Islámico y otros grupos insurgentes a pedido del presidente, Bashar al Asad.

Sus fuerzas han sido acusadas de atacar a rebeldes que se oponen a Al Asad y que cuentan con el apoyo de Occidente.

Objetivos no militares

AI investigó ataques en Homs, Hama, Idlib, Latakia y Alepo.

El grupo dijo que “entrevistó por teléfono o por internet a 16 testigos de los ataques y lo que pasó después”, entre ellos médicos y activistas de derechos humanos.

Además, AI obtuvo y revisó material audiovisual relacionado con los ataques y contó con la asesoría de expertos en armas.

El informe da más detalles sobre seis ataques.

El 29 de noviembre, por ejemplo, 49 civlies murieron y un alto número resultó herido cuando tres misiles golpearon un mercado en Airha, Idlib, asegura el reporte.

Agrega que los testigos y la investigación de activistas demostró que “no había objetivos militares en los alrededores”.

Rusia empezó recientemente a atacar también desde el mar.

El informe denuncia el uso sobre la población civil de bombas no guiadas como la que en la imagen lanza el SU-34.

El grupo agregó que hay evidencias de que los militares rusos usaron “ilegalmente bombas no guiadas sobre áreas densamente pobladas y munición de racimo que es inherentemente indiscriminada”.

Las autoridades rusas no han respondido a las acusaciones.

El Kremlin ha descrito reportes similares en ocasiones anteriores como intentos de desacreditar sus operaciones en Siria.

El presidente, Vladimir Putin, dijo en octubre que los reportes de supuestas víctimas civiles salieron antes de que se llevara a cabo el primer ataque.

La campaña rusa coincide con la de la coalición liderada por EE.UU. que tiene como objetivo a EI.