Gael García Bernal: Lo que sigue al discurso de odio de Trump es genocidio o guerra civil

"Empezamos por dar a Donald Trump tanto espacio, y nos pusimos a validar su opinión como si fuera un simple ‘tú sabes, es una opinión válida’. No, no es [una opinión] válida. Es el discurso de odio", dijo el actor

Gael García Bernal: Lo que sigue al discurso de odio de Trump es genocidio o guerra civil
Foto: SinEmbargo

Gael García Bernal, el reconocido actor y director mexicano, dijo en una entrevista con Sophie Heawood, periodista de The Guardian, que lo que sigue al discurso de odio de Donald Trump, candidato a la nominación republicana para la Presidencia de Estados Unidos, es el genocidio o una guerra civil.

“Quiero decir: [Donald Trump] llamó a los mexicanos violadores y traficantes de drogas. ¿Qué tan de mente cerrada y pinche ignorante puede ser eso? Al principio, tú no escuchas. Pero luego se llega a un punto en el que dices: está bien, ahora ha creado exactamente lo que tal vez él quería: que la gente esté enojada. Y estoy enojado. Me molesto si escucho a alguien hablar así. Empezamos por dar a Donald Trump tanto espacio, y nos pusimos a validar su opinión como si fuera un simple ‘tú sabes, es una opinión válida’. No, no es [una opinión] válida. Es el discurso de odio. Y lo que sigue a continuación, es el genocidio o una guerra civil. Quiero decir: así es como se comienza”.

Donald Trump, de acuerdo con The Washington Post, ha dado un nuevo aliento a los grupos extremistas blancos como los neonazis –que tienen a Adolfo Hitler como su héroe– o los Ku Klux Klan (KKK), que lincharon, esclavizaron y atacaron a las minorías en Estados Unidos, como los afroamericanos, los indios americanos o los mexicanos. El primer insulto de campaña de Trump llegó en junio, el mismo día de su anuncio de campaña, cuando el magnate inmobiliario dijo que “México está mandando gente con muchos problemas”, incluidos violadores, traficantes de drogas y otros criminales.

“Tienes que ver México”, agregó Gael a la reportera de The Guardian. “¿Has estado en México? Es tan divertido. Muy divertido. Sí, la política es corrupta, y yo llegué a pensar que era maquiavélica también, astuta y con malicia. No, de hecho es sólo inepta. No hay justicia. Pero el gobierno no representa a la sociedad mexicana, que es heterogénea y que ha construido, ahora mismo, una masa crítica. Hay cosas excitantes pasando. La gente se siente muy dispuesta a provocar cambios”.