El futbol castiga otra vez a Diego Godín

Una vez más el balompié ha sido injusto con el uruguayo, sin duda el gran perdedor en los premios de la FIFA

Diego Godín, ninguneado por la FIFA.
Diego Godín, ninguneado por la FIFA.
Foto: Getty Images

Si en muchas ocasiones uno cataloga al fútbol como un deporte tan mágico como injusto en lo ocurrido dentro del campo de juego, hablar de lo que ocurre fuera del verde rectángulo es explicar verdaderos atropellos, como el sufrido en los últimos años por Diego Godín, quizá el zaguero central más dominante del mundo en los últimos tiempos y olímpicamente ignorado por quienes votan para formar parte del Equipo Ideal de la FIFA.

El premio otorgado año con año por la revista France Football y la Federación Internacional de Fútbol y Asociados (FIFA) suma tres ediciones consecutivas con Sergio Ramos (Real Madrid) y Thiago Silva (París Saint-Germain) como inamovibles de una zaga central ideal donde está claro la popularidad tiene mayor peso sobre los méritos futbolísticos.

Godín es un fijo del técnico argentino del Atlético de Madrid Diego Simeone, quien de estos menesteres de la defensa conoce como pocos. De hecho, el propio entrenador ha declarado su perplejidad y alertado del desprestigio en el cual cae la distinción de la FIFA cuando su pupilo ni siquiera es considerado entre los mejores de su posición.

De hecho, lo ocurrido tras la edición celebrada el pasado lunes, donde Lionel Messi obtuvo su quinto Balón de Oro como mejor futbolista del planeta, resulta una confirmación de lo anterior: Godín está lejos de los reconocimientos más populares por no ser un futbolista mediático como Ramos y Silva, aunque sí sea espléndido en el campo, donde antes era lo realmente importante.

“De Diego Godín no se puede decir que es un central ideal para estos tiempos porque él es un defensa de todas las épocas”, resumió el estratega Gerardo Pelusso, hombre bajo cuya tutela debutó en 2003 con el Atlético Cerro el hoy capitán de la selección de Uruguay.

La votación para formar al el Once Ideal de la FIFA, a diferencia de que ocurre con el Balón de Oro, donde además de capitanes de selecciones y entrenadores opina una serie de periodistas, se da sólo con futbolistas, lo cual levanta un halo aún más preocupante ante la ignorancia o ceguera de los propios compañeros de profesión de Godín.

Jorge Sampaoli, ex entrenador de Chile y candidato al título de técnico del año (Luis Enrique del Barcelona fue el más votado seguido por Pep Guardiola del Bayern Munich) también ha percibido el poco conocimiento de los futbolistas de la actualidad respecto a su propia carrera: “Han tomado la profesión como si fueran oficinistas. No la disfrutan tanto”, comentó el pasado miércoles.

De Ramos se puede hablar mucho sobre su carácter, vitalidad e incluso aporte ofensivo, pero no es nada como para opacar al uruguayo. Godín supera al español en fiabilidad, es mucho mejor en situaciones de realizar el último corte, lejano a las lesiones y mucho menos castigado por los árbitros; además de ser también una amenaza ofensiva, como cuando un gol de cabeza suyo dio el título de la Liga a los colchoneros hace dos temporadas.

Es tan impecable el trabajo del charrúa que no dedicar tiempo a aparecer en cámaras y micrófonos lo lapida.

Basta echar un ojo a la ceremonia del Balón de Oro 2014, cuando Ramos y Silva volvieron a formar la defensa central del Once Ideal. En esa temporada Ramos fue perseguido por la sombra de Robben, quien lo desnudó en la Copa del Mundo en el 5-1 con el cual Holanda doblegó a España en Brasil.

Pero el colmo fue que Godín, incluso, quedó por debajo de David Luiz en las votaciones (lo cual ocurrió de nuevo este año), cuando el brasileño estuvo fatal en el histórico 7-1 con el cual Alemania humilló eternamente a la Verdeamarela en su Mundial.

De hecho, para la conformación del equipo ideal de 2015, Godín terminó ubicado en el quinto once, esto es, en el peor de los aspirantes a estar en el equipo ideal. El uruguayo también ha quedado en peor lugar que el irregular Boateng, Piqué (otro gran derrotado ante la mediática pareja de Ramos y Silva), Mascherano, Varane, Pepe, Chiellini, Hummels, Kompany y el veterano Jonh Terry (también en el quinto once, pero con más votos que el uruguayo).

Durante 2015, el Atlético de Madrid, con Godín como piedra angular en la defensa, permitió únicamente 23 goles, mientras que en la actual campaña de la Liga, cuya primera vuelta ya terminó, sólo han encajado ocho tantos.

Ramos, en cambio, con el Real Madrid, permitió 43 dianas en 2015 y estuvo a punto de dejar a su club al coquetear con el Manchester United, operación malograda que le permitió mantenerse con un buen aumento salarial en el equipo blanco, donde vivió una mediocre primera vuelta.

De Thiago Silva, muy poco hay por decir: el zaguero de 31 años ni siquiera ha sido convocado por el técnico Dunga con la selección de Brasil en las eliminatorias mundialistas y, parecía estaba claro, sus mejores años están en el ayer.

Godín suma 137 partidos de La Liga de los 152 del “Cholo” Simeone como técnico rojiblanco. En Champions jugó en 25 de los 29 cotejos, en la Supercopa en los cuatro y en la Copa en 13 de los 25. En total, 179 de los 210 de la era del argentino en el banquillo, pero esto no pesa.

“Estoy orgulloso de que la gente en mi club y en mi país me reconozca el esfuerzo y lo que hago dentro y fuera del campo, y que te respeten y quieran los compañeros, es el premio más lindo que puede tener cualquier futbolista. Que te reconozca tu gente y que te quiera”. Así piensa Godín, un futbolista con una única intención: ganar partidos, quizá por eso los trofeos en noches de luminarias no son para él.

Números

237 partidos ha jugado Godín con el Atlético de Madrid; es el tercer extranjero con más juegos en la historia del club

236 ocasiones ha sido titular de los 237 partidos que ha disputado con el equipo colchonero

19 goles ha marcado desde su llegada al club de Manzanares en 2010

6 títulos suma con los rojiblancos: una Liga, dos Supercopas de Europa, una Europa League, una Copa del Rey y una Supercopa de España

Los Once Ideal 2015 de la FIFA

Primer once:
Neuer, Alves, Marcelo, Ramos, Thiago Silva, Pogba, Iniesta, Modric, Neymar, Cristiano Ronaldo y Messi.

Segundo once:
De Gea, Lahm, Jordi Alba, Alaba, Piqué, Kroos, Yaya Touré, Hazard, Ibrahimovic, Luis Suárez y Lewandowski.

Tercer once:
Buffon, Varane, Boateng, Mascherano, David Luiz, Busquets, Verratti, Arturo Vidal, Agüero, Benzema y Müller.

Cuarto once:
Keylor Navas, Pepe, Hummels, Chiellini, Kompany, Xabi Alonso, Pirlo, James, Alexis Sánchez, Bale y Robben.

Quinto once:
Casillas, Carvajal, Ivanovic, Terry, Godín, Rakitic, Thiago Alcántara, Silva, Rooney, Tévez y Douglas Costa.

Quiero más Futbol

Chicharito protagoniza comercial del regreso de la Bundesliga

Ni Messi, ni Cristiano… ¡Podría ser Suárez!

Osorio llama a Giovani dos Santos para ofrecerle jugar con el Tri

Cómo se verían los mejores cracks de la actualidad, en 20 años

Jurgen Klopp habría solicitado ‘los goles’ de Chicharito para el Liverpool