Golazo tempranero del Betis hizo sufrir al Real Madrid

Benzemá empató un difícil partido ante el cuadro sevillano y Zidane se llevó del Benito Villamarín su primer 'mal resultado' al frente de los 'merengues' que se quedan sin liderato
Golazo tempranero del Betis hizo sufrir al Real Madrid
James Rodríguez recibió la confianza de Zidane, pero ni así pudo el Real Madrid.
Foto: EFE

El Real Madrid, en el primer partido de Zinedine Zidane fuera de casa, empató 1-1 en el campo del Real Betis en un duelo en el que, tras un primer tiempo muy flojo, tuvo muchas ocasiones en el segundo para ganar, pero se vio impotente para culminar la remontada y se queda a 4 puntos del liderato.

Los béticos, que llevan once partidos sin ganar aunque rompieron una racha de siete sin marcar, se adelantaron en el minuto 7 con un golazo de Cejudo y, merced a su intensidad, frenaron el juego ofensivo del Real Madrid, que reaccionó en la segunda mitad y empató a 19 minutos del final por medio de Benzema, si bien no aprovechó sus muchas ocasiones para sumar los tres puntos.

Sin el galés Gareth Bale, lesionado, ni Sergio Ramos, con molestias, y con el brasileño Danilo Luiz en el lateral derecho y el colombiano James Rodríguez en el extremo derecho, en vez de Carvajal y Jesé, el Real Madrid saltó al campo obligado a aprovechar el 0-0 del Atlético con el Sevilla para ponerse a solo dos puntos del liderato que comparten Barça y Atlético.

Zidane, tras debutar con dos triunfos seguidos en casa, afrontó este examen de su primer partido a domicilio con Pepe y Varane en el eje de la zaga, Marcelo en la izquierda y su habitual medio campo, con el croata Modric, el alemán Kroos e ‘Isco’ Alarcón, y arriba un tridente ofensivo formado por James, Benzema y Cristiano Ronaldo.

Después de una sola victoria –el 29 de noviembre en Eibar– en sus últimas cuatro salidas, completada con dos derrotas (Sevilla y Villarreal) y un empate (Valencia) aún en la era de Rafa Benítez, la exigencia para los merengues era máxima ante un Betis muy necesitado tras diez partidos sin ganar -siete en Liga- y siete sin marcar.

Su técnico, Juan Merino, repitió el once que dio buena imagen en Villarreal (0-0) con el único cambio del lateral derecho Francisco Molinero por el lesionado Cristiano Piccini, con Petros y N’Diaye en un medio campo reforzado por el joven Fabián y arriba Rubén Castro (quien pudo firmar otro golazo en el tiempo añadido para sepultar al visitante).

Los béticos, con orden y trabajo, mantuvieron su gran intensidad y presión, lo que creó problemas a los madridistas, que, heridos en su orgullo, insistieron con prisas, un fútbol poco elaborado, y un Cristiano Ronaldo desesperado.

//platform.twitter.com/widgets.js

Quiero más Futbol

James Rodríguez abanica el espectacular pase de Cristiano Ronaldo

Héctor Moreno arrancó el año en plan goleador

De tan caliente, el superclásico terminó en descontrol después de un cabezazo de Maidana a Tevez

Sevilla frenó el ascenso a la cima del Atlético de Madrid

Marco Fabián tuvo un gran debut en la Bundesliga