Santos buscará en Washington apoyo a siguiente fase de Plan Colombia

Obama y Santos celebrarán los logros del Plan Colombia, puesto en marcha en 2000 con el respaldo financiero y político de EEUU

Santos buscará en Washington apoyo a siguiente fase de Plan Colombia
Foto: Twitter

WASHINGTON.- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, iniciará mañana una visita oficial en Washington con el objetivo de “consolidar” la relación bilateral con EEUU, y buscar apoyo a la siguiente fase del Plan Colombia.

Santos llegará a Washington mañana por la noche por invitación del presidente Barack Obama, en un momento coyuntural para Colombia, a pocas semanas de la firma de paz del gobierno de Bogotá con las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el marco de una apretada agenda, Santos iniciará formalmente su visita oficial de tres días este miércoles, y celebrará al día siguiente junto con Obama los 15 años del Plan Colombia, al que EEUU ha contribuido poco más de $10,000 millones desde 2000 para combatir el crimen organizado y los grupos armados irregulares.

Santos explicó hoy durante una entrevista con Radio Nacional de Colombia que su objetivo es “consolidar” y abrir “nuevos espacios” en la relación con EEUU, sin descuidar en esa nueva fase “los temas que tradicionalmente nos han unido”.

Durante un encuentro con periodistas, el embajador de Colombia ante la Casa Blanca, Juan Carlos Pinzón, explicó que la visita de Santos servirá para destacar “el éxito del Plan Colombia” y la transformación del país de lo que algunos llamaron “un Estado fallido” a una nación que ha logrado importantes avances económicos, sociales y en materia de seguridad.

“Se generan perspectivas muy importantes, como la paz, que seguramente debe llegar en el año 2016, y que da nuevas potencialidades y nuevas oportunidades de desarrollo para Colombia”, explicó Pinzón.

Expectativas del viaje

En la actualidad, EEUU destina unos $300 millones al año para Colombia– para el año fiscal en curso ha comprometido $310 millones- y se prevé que tanto Obama como Santos evalúen los retos de la siguiente fase del Plan Colombia una vez que se firme el acuerdo de paz, que se viene negociando con la mediación de Cuba desde 2012.

Es que la implementación del eventual acuerdo de paz no sólo será difícil –de entrada ya tiene detractores dentro y fuera de Colombia, entre éstos el expresidente Alvaro Uribe- e implicará grandes costos, según observadores.

Parte de la ayuda que pueda ofrecer Estados Unidos para la etapa postconflicto se destinaría a asuntos como el desarrollo regional,  y el desarme, desmovilización y reinserción civil de los miembros de las FARC.

El secretario de Estado, John Kerry –con quien Santos se reunirá el viernes,  adelantó en una reciente columna de opinión en el diario “The Miami Herald” que la Administración Obama le tenderá la mano a Colombia.

“Tras haber ayudado a Colombia a crear las condiciones para un acuerdo de paz, Estados Unidos debe ahora ayudar a Colombia a aprovechar la enorme promesa que confiere la paz”, afirmó Kerry.

Aunque el diplomático dijo que la Administración presentará al Congreso una “estrategia sucesora” para cimentar los logros de seguridad en Colombia, se desconoce si Obama solicitará ayuda adicional para lo que algunos observadores han bautizado como el “Plan Colombia 2.0”.

Abanico de reuniones

EEUU, donde se concentra la mayor población de colombianos fuera de Colombia, siempre ha considerado a Colombia como un aliado estratégico en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, independiente del partido que controle la Casa Blanca.

Esa relación estratégica se ve reflejada en la agenda que mantendrá Santos entre el miércoles y viernes próximos, que incluirá un desayuno con el vicepresidente Joe Biden el jueves y, en horas de la tarde, un encuentro bilateral con Obama.

Acompañado de una gran comitiva, que incluirá a al menos seis ministros, Santos se reunirá el miércoles con representantes de centros de estudio; ofrecerá un discurso ante la Cámara de Comercio de EEUU, y se

reunirá con líderes de ambos partidos de la Cámara de Representantes. También inaugurará la nueva sede de la embajada de Colombia y asistirá a  un acto cultural en el Lincoln Theatre.

El jueves, desayunará con Biden, y hará una ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington. Posteriormente, se reunirá con líderes de ambos partidos del Senado, con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y cerrará la jornada con el encuentro con Obama y una celebración privada con al menos 200 invitados en la Casa Blanca.

El viernes, se reunirá con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el colombiano, Luis Alberto Moreno, y ofrecerá una presentación sobre los “retos y oportunidades” en la era post-conflicto.

Luego almorzará con Kerry y ambos ofrecerán una rueda de prensa.

Santos regresará a Colombia después de concluir su visita con una reunión con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.