Lo feo, lo malo y lo (casi) bueno en el mercado laboral

La productividad se desploma en el último trimestre de 2015

Guía de Regalos

Lo feo, lo malo y lo (casi) bueno en el mercado laboral
Datos mixtos en el empleo en EEUU./Shutterstock
Foto: Shutterstock

El año no empieza con el optimismo con el que se acabó el 2015 desde el punto de vista económico.

Hay nervios, muchos nervios en los mercados a lo que se añade que hace unos días se supo que realmente el último trimestre del año pasado registró un anémico crecimiento económico (que ahora los economistas creen que se va a revisar a la baja). En este contexto no faltan expertos que creen que la subida de tasas de la Reserva Federal en diciembre fue un error.

Y ¿En el mercado laboral? Los últimos datos son mixtos.

Los hay feos, malos y casi buenos, es decir que la foto no es muy positiva.

El primero y peor de todo es la caída de la productividad en el último trimestre del año pasado. El jueves se supo que la productividad de los negocios de EEUU cayó a un ritmo anual del 3% y en todo el año apenas subió un 0.6%. Es uno de los niveles más bajos en los dos últimos años y es clave porque cuanto mayor es la productividad, mejores son los beneficios de las empresas y por lo tanto más posibilidades de mejora tienen los salarios. La falta de inversión y la pequeña subida de los costos laborales ha jugado en contra de este feo dato en un trimestre en el que a la economía le costó tirar hacia adelante.

Patrick Newport, economista de IHS Global Inshight, recordaba ayer que esta es la duodécima expansión económica desde 1945 “y la más débil de todas”. “Desde 1947 hasta 2007 el crecimiento de la productividad laboral ha sido como media del 2.3%, desde 2010 el promedio ha estado por debajo del 0.5%”, explica.

Lo malo es que, además, las demandas de subsidios de desempleo han vuelto a subir en la semana. Hubo 8,000 más en la que acabó el 30 de enero y se llegaron a 285,000 solicitudes. En el conteo mensual, que es menos volátil, la subida ha sido de 2,000 y queda en 284,750, aún por debajo de los 300,000 que es cuando los economistas empiezan a contar con un mercado laboral menos dinámico.

Esa línea no se ha cruzado pese a que en enero, y según los cálculos de la consultora Challenger, Gray & Christmas, los negocios con base en EEUU han planificado recortes de empleos que se elevan a 75,114. Es un 218% más que en diciembre y un 42% más elevado que en enero del año pasado. Los sectores del comercio al por menor, que se reforzaron para el periodo de fiestas de fin de año, y el de energía fueron los que más empleos perdieron. Walmart y Macy´s han anunciado cierres que se añaden a estos números.

El dato casi bueno lo daba el jueves ADP Research Institute. Según este grupo de estudios de la empresa de gestión de nóminas las empresas contrataron a 205,000 trabajadores en enero. No es bueno del todo porque esta cifra palidece en comparación a los 267,000 de diciembre. Con todo, está en la media de lo registrado mensualmente el año pasado. Las empresas que más contratan son las pequeñas y medianas en el sector de servicios.

Desempleo

El viernes el departamento de Trabajo tiene previsto dar a conocer los datos de creación de empleo de enero. Los economistas calculan que la cifra de nuevos trabajos quede por debajo de 200,000 (frente a los 292,000 que se crearon en diciembre) y que la tasa de desempleo se mantenga en el 5%.