¿Qué ocurre cuándo se incumple un contrato de trabajo?

Aunque en el estado de California, se asume que el empleo es “a voluntad”, hay circunstancias en las que un trabajador puede defenderse de un despido

Guía de Regalos

¿Qué ocurre cuándo se incumple un contrato de trabajo?
La creación de 161,000 nuevos puestos de trabajo hizo descender la tasa de desempleo al 4.9% a nivel nacional.
Foto: Archivo/La Opinión

Un contrato laboral es básicamente un acuerdo entre el empleador y el empleado que dicta los términos de la relación profesional. En EEUU, el contrato laboral es más una excepción que una regla. El documento no es un requisito legal, y la mayoría de los empleados en el país trabajan sin él.

Las estipulaciones de un contrato laboral varían de caso a caso, dependiendo de lo que se haya acordado en cada uno de ellos. Cuando un empleador o un empleado no cumple con los términos establecidos, enfrenta consecuencias legales. En algunos casos, ambas partes llegan a un acuerdo y modifican los términos y condiciones del  documento original.

Un contrato laboral puede incluir cualquiera de las siguientes previsiones: descripción del trabajo, responsabilidades del empleado, duración del empleo y beneficios, confidencialidad y protección de información empresarial, y limitaciones para que el empleado no vaya a la competencia al dejar el empleo, entre otras.

Los contratos laborales pueden beneficiar tanto al empleador como al empleado. En el caso del empleador, lo protegen al darle la tranquilidad de que sus trabajadores más calificados y competentes no renunciarán, ni se irán a trabajar para la competencia. Al mismo tiempo, le permite establecer estándares de trabajo determinados. En cuanto al trabajador, un contrato escrito le asegura su empleo por un periodo determinado, y le garantiza los beneficios pactados.

Incumplimiento de contrato

En el estado de California, se asume que el empleo es “a voluntad” (at will), esto es, que el empleador puede despedir a un empleado en cualquier momento y por cualquier motivo. Sin embargo existen provisiones que pueden impedirlo.

Cuando un empleador viola tanto los términos  de un contrato escrito, como los de un manual de trabajo, o de un compromiso oral, el trabajador tiene derecho a demandarlo. Algunos contratos escritos incluso imponen una multa monetaria para cualquiera de las partes que no cumpla con lo acordado.

La corte considera tanto contratos escritos como orales. Por ejemplo, si el empleador le dice a un empleado que siempre tendrá un puesto en esta empresa, pero después no lo cumple, el trabajador despedido puede argumentar incumplimiento de contrato.

Las cortes del estado también contemplan los manuales de trabajo, y consideran sus clausulas como términos contractuales. Por ejemplo, si un manual de trabajo indica que un trabajador puede tomarse días libres en caso de enfermedad o duelo, el empleador tiene el compromiso de respetar dicha clausula, a pesar de no existir un contrato escrito.

Un empleado tiene hasta 2 años para presentar una demanda legal por incumplimiento de un contrato oral, y hasta 4 años, en el caso de un contrato escrito. (Cal. Civ. Proc. C. secciones 337 y 339).

Cada vez más empresas requieren en sus contratos que las disputas se resuelvan por arbitraje. Al requerir la intervención de un mediador, el empleador puede evitar ser llevado a juicio. Los arbitrajes pueden perjudicar al trabajador debido a que los mediadores cobran altos honorarios, y generalmente favorecen al empleador, por la simple razón que podrán volver a trabajar para ellos en otras ocasiones; mientras que el empleado es una persona a quien sólo verán una vez.

Si crees que tu caso tiene mérito para una demanda legal, consulta lo más pronto posible con un abogado.