Cam Newton, ¿mal perdedor o una súper estrella sin corazón de campeón?

El quarterback de Carolina no ayuda a su imagen de líder al resistirse a aceptar la derrota en el Super Bowl 50
Sigue a La Opinión en Facebook
Cam Newton, ¿mal perdedor o una súper estrella sin corazón de campeón?
Cam Newton, quarterback de Carolina, ha recibido muchas críticas por la manera en que reaccionó tras la derrota del domingo.
Foto: Getty Images

Cam Newton volvió a ser Cam Newton. Para su mala fortuna, le sucedió en el juego más importante de su vida, ante una audiencia mundial en el Super Bowl 50, cuando les dio la razón a sus detractores que a través de los años insistieron en que se trataba de un quarterback inmaduro.

El hombre fue derrotado en el campo por la férrea defensa de los Broncos de Denver, igual que sus compañeros. Hubo incontables errores y desperfectos de los Panthers de Carolina: una línea ofensiva porosa que no pudo protegerlo, 12 castigos cometidos, un plan de juego por momentos ingenuo, pobre ejecución en patadas y claro, los balones entregados por el “MVP” de la temporada, quien no dio el ancho en su primer Super Bowl.

Pero entonces vino su debacle, no con el balón en las manos, sino frente al micrófono en Santa Clara, escondido debajo de su “hoodie”, sin darles a los Broncos una pizca de crédito, sin mostrar entereza, sin responder a las preguntas que todo líder tiene que responder cuando millones de aficionados necesitan escuchar.

“No hay nada especial que ellos hayan hecho”, dijo el domingo en la noche sobre los Broncos. “Anotaron más puntos que nosotros”.

¿Tu mensaje a los fans? “Regresaremos”.

¿Cómo puedes explicar tu decepción? “Perdimos”.

¿Hizo Denver algo que les cerraron los caminos para correr? “No”.

Criticado por no saber dar la cara en California tras una campaña espectacular en la que no dejó de reír, bailar y “posar” para fotos, Cam Newton tuvo la oportunidad de redimirse el martes, ya de regreso en casa. Pero sólo se perjudicó más.

No tengo que darles gusto a los demás”, dijo Newton, según diversas publicaciones en Charlotte que le preguntaban sobre su actitud tras la derrota. “Odio perder. Muéstrenme un buen perdedor y yo les mostraré a un perdedor”.

Dos balones sueltos de Newton se tradujeron en 15 puntos que esencialmente marcaron la diferencia en el Super Bowl. Y aunque él admita que no sabe perder porque odia perder, el martes dijo algo que lo contradice.

Cuestionado sobre por qué no se lanzó para tratar de recuperar el segundo de sus dos fumbles, el cual ocurrió faltando alrededor de cuatro minutos de partido con Denver arriba por seis puntos, Newton no se ayudó al decir que no lo hizo porque por la posición de una de sus piernas corría el riesgo de lesión.

En otras palabras, el miedo a una lesión le hizo rendirse en una jugada clave que definió el Super Bowl 50.

Tal vez Cam Newton odie perder y entonces habrá que esperar para verlo regresar en busca del título. Pero tal vez, sencillamente, no tenga corazón de campeón.

Más del Super Bowl 50

Video: Continúan las burlas hacia Cam Newton

Peyton Manning celebra el Super Bowl en Disneyland

La noche histórica de Ron Rivera tendrá que esperar; su equipo fue un desastre

Broncos mantienen viva la maldición de los uniformes oscuros en el Super Bowl

Broncos maltratan a Cam Newton para ganar el Super Bowl 50