Brown propone plan millonario para limpiar barrios latinos contaminados por Exide

Por décadas la planta de baterías Exide emitió sustancias tóxicas que causan cáncer, abortos y problemas de aprendizaje y comportamiento en los niños
Brown propone plan millonario para limpiar barrios latinos contaminados por Exide
El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) inició el año pasado la limpieza del plomo que contamina a decenas de viviendas alrededor de la planta de Exide.
Foto: Archivo / La Opinión

Luego de ser criticado por presuntamente dar más atención al problema ambiental en el adinerado vecindario de Porter Ranch, el gobernador Jerry Brown propuso un plan millonario para limpiar con celeridad las casas, escuelas, guarderías y parques en barrios latinos que contaminó la planta Exide.

El proyecto de Brown contempla un gasto de $176.6 millones, una suma mucho mayor a los $800,000 que originalmente planeaba agregar este año al programa de análisis y limpieza en una zona afectada por los altos niveles de plomo que por décadas emitió la fábrica de baterías Exide, en Vernon.

Al menos 10,000 casas en Maywood, Boyle Heights, Commerce, Este de Los Ángeles y Huntington Park estarían contaminadas y la salud de sus habitantes, la mayoría hispanos, corre un grave peligro.

Las autoridades han pedido a los residentes en esa zona, dentro de un radio de 1.7 millas, que no permitan que sus hijos jueguen con la tierra de jardines y parques para evitar graves consecuencias.

Por unos 30 años la planta de Exide emitió distintas sustancias tóxicas al ambiente que podrían causar cáncer, abortos no deseados y serios problemas de aprendizaje y comportamiento en los niños.

Hasta el momento, sólo la tierra en 191 propiedades, las más cercanas a la fábrica, ha sido retirada.

Gloria Robles muestra el jardin de su casa, cuyo pasto sera reemplazado por tierra nueva luego de encontrar niveles de plomo muy alto en el terreno. /ARACELI MARTINEZ ORTEGA
Gloria Robles muestra el jardin de su casa, cuyo pasto sera reemplazado por tierra nueva luego de encontrar niveles de plomo muy alto en el terreno. /ARACELI MARTINEZ ORTEGA

Desde 2014 se detectó esta pesadilla ambiental en el sureste del condado de Los Ángeles, la región con más latinos del país, pero hasta ahora se presenta un proyecto de gran magnitud para atenderlo.

Residentes, activistas y funcionarios reclamaron que Brown prestó más atención a la masiva fuga de gas natural en el afluente y mayormente anglosajón barrio de Porter Ranch, que resolvió en poco tiempo.

“Esta instalación de reciclaje de baterías Exide ha sido un problema desde hace mucho tiempo”, dijo Brown este miércoles en un comunicado. “Con este plan de financiamiento estamos abriendo un nuevo capítulo que ayudará a proteger a la comunidad y exigir responsabilidad a Exide”, agregó.

Con el fondo que propone el gobernador será posible que las casas, escuelas, parques y guarderías que se encuentran dentro de un radio de 1.7 millas alrededor de la planta de Exide, que cerró el año pasado, sean analizados y que se remueva la tierra en las propiedades donde se detecte mayor nivel de plomo.

No está claro en qué tiempo se completará este proceso, pero el plan recibió aplausos.

El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) llevará a cabo una reunión este miércoles para informar sobre la segunda fase de la limpieza.
El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) llevará a cabo una reunión este miércoles para informar sobre la segunda fase de la limpieza.

La asambleísta Cristina García, que representa parte de la zona afectada y que ha luchado por la entrega expedita de un fondo de al menos $100 millones para este fin, indicó que tratará de que el análisis de sustancias tóxicas en las viviendas se realice lo más rápido posible.

“Espero con interés trabajar con mis colegas para crear una exención de CEQA [siglas de la Ley de Calidad Ambiental de California] necesaria para realizar rápidamente las pruebas y limpieza de estas casas”, señaló García, quien este miércoles presentó una propuesta de ley para financiar este fondo en caso de que Exide –que ha declarado estar dispuesta a llevar el caso a la corte- no se haga responsable.

El concejal angelino José Huízar, quien el pasado viernes pidió al gobierno estatal apresurarse para resolver este problema ecológico, celebró la iniciativa de Brown.

“Espero que hoy represente un paso hacia adelante en la reparación de las heridas físicas y emocionales que la gente de Boyle Heights, Este de Los Ángeles y nuestras comunidades del sureste han soportado”.

El Departamento estatal de Control de Sustancias Tóxicas recibió en agosto pasado un fondo de $7.7 millones para examinar 1,500 propiedades y limpiar 50 casas contaminadas por Exide. A la fecha, la agencia ha eliminado más de 10,000 toneladas de tierra contaminada y ha analizado más de 20,000 muestras en cientos de propiedades.

La nueva inversión permitirá identificar la fuente de la contaminación para mantener a raya a Exide y otras plantas que manejan sustancias tóxicas en la región.

“El financiamiento también proporcionará acercamiento comunitario fundamental para garantizar que las familias, especialmente los niños, reciban las pruebas médicas tan pronto como sea posible para mitigar los daños que ha causado esta contaminación”, dijo el presidente del Senado estatal, Kevin de León.

El estado espera recuperar esta inversión a través de cobros a las compañías negligentes.