Pura amargura: el desplome de las estrellas de la selección de Colombia

Radamel Falcao, James Rodríguez y Jackson Martínez tiene en vilo al combinado cafetero
Pura amargura: el desplome de las estrellas de la selección de Colombia
Jackson Martínez y James Rodríguez celebran tras conseguir un gol en la Copa del Mundo Brasil 2014.
Foto: Getty Images

Aquello que brilla un día dejará de hacerlo; no hay más. Hoy José Pékerman vive esta etapa de oscuridad con tres de sus máximos astros en la selección Colombia.

Radamel Falcao, James Rodríguez y Jackson Martínez, figuras de un combinado que apenas un año atrás maravillaba por el posible alcance de su juego, ahora tienen al preparador argentino en jaque.

Es marzo, pero Pékerman ya invierte tiempo en idear cómo resolver los dilemas que lo azotarán de frente cuando se reanuden las eliminatorias del Mundial de Rusia 2018 en Sudamérica y se celebre en junio la Copa América Centenario en Estados Unidos.

Calendario de eliminatorias Conmebol rumbo a Rusia 2018

El buen nivel de la llamada Selección Colombia en el Mundial de Brasil 2014 se diluye entre los recuerdos; y la promesa de que era una de las mejores generaciones de futbolistas de su país para asaltar un sitio entre las potencias corre el riesgo de seguir con los derroteros que han tomado algunos de sus principales astros.

El ariete Radamel Falcao, quien no estuvo en Brasil 2014 por una lesión, se retuerce en el ya extensísimo peor momento de su trayectoria, mientras que Jackson Martínez perdió el quilataje que lo hizo figurar con el Porto y, después de fracasar con el Atlético de Madrid, partió al balompié chino.

José Pekerman, DT de la selección colombiana / Getty Images
José Pekerman, DT de la selección colombiana / Getty Images

Además, el llamado ‘Joven Maravilla’ James Rodríguez completa la tercia de figuras a la baja con el desplome de su nivel y su aumento de masa corporal con el Real Madrid, que, especula la prensa española, ya maneja la opción de venderlo a final de temporada.

La escuadra colombiana marcó el paso entre los mejores equipos de la primera fase del Mundial de 2014 y en el duelo de eliminación ante los anfitriones, en los cuartos de final, extrañaron la letalidad con la que Falcao se erigió como uno de los mejores delanteros de Europa en su paso por el Atlético de Madrid y sucumbieron en un cerrado marcador de 2-1.

El torneo fue inolvidable para Rodríguez, quien acaparó galardones al llevarse la Bota de Oro, por sus seis tantos, y el premio al Mejor Gol, que le hizo a Uruguay, en la victoria 2-0 en los octavos de final. Martínez intentó sin éxito sustituir a Falcao y marcó un par de tantos, pero no bastaron.

A dos años de esos momentos memorables y cuatro de haber asumido el mando de la selección en un amistoso que ganaron 2-0 a México (29 de febrero de 2012, en Miami) el entrenador argentino ve en medio del silencio cómo esos elementos fundamentales han perdido su fulgor.

Radamel Falcao Garcia no pudo recuperar su nivel en su paso por el Manchester United y el Chelsea / Getty Images
Radamel Falcao Garcia no pudo recuperar su nivel en su paso por el Manchester United y el Chelsea / Getty Images

Para el “Tigre” Falcao los desaguisados son su nueva carta de presentación después de rubricar campañas fenomenales de 36 y 34 goles con el Atlético de Madrid, en 2011-2012 y 2012-2013. En su mejor momento llegó su millonaria partida al Mónaco, por 65 millones de dólares en mayo de 2013, para caer en un profundo bache del que no ha salido.

Se perdió el Mundial por una lesión en la rodilla que sufrió con el Mónaco, experiencia que lo marcó hasta la actualidad, después de no encontrar la ruta del nivel que tuvo con su regreso con el Mónaco y sus siguientes aventuras en préstamos al Manchester United y con el Chelsea, donde José Mourinho fracasó en su idea de “revivirlo”.

Pékerman siempre tuvo en planes a Falcao hasta que la lesión lo marginó. Ahora el “Tigre” ya no tiene garras y vive entre momentos de calamidad con el Chelsea, donde apenas ha jugado nueve encuentros de liga y dos de las Copas. El soberbio ariete del Atlético se extravió en el campo y ahora luce para protagonizar un nuevo cambio de equipo, porque no entra en planes del Mónaco cuando termine el préstamo con los Blues, que tampoco desean comprarlo.

Pesadilla en Madrid

Con Jackson Martínez y James Rodríguez las cosas no son más halagüeñas.

El primero pasó de ser uno de los delanteros más importantes de Europa en 2014 con el Porto y el fichaje bomba de la temporada en España, a ser sólo una anécdota más en la lista de malogrados del Atlético de Madrid, que en el mercado de invierno lo envió al Guangzhou Evergrande de la Superliga de China, donde sin duda es uno de los mejor pagados, pero en un torneo de una calidad abismalmente inferior a la de cualquier liga europea de primera y segunda línea.

Jackson Martinez en un juego del Guangzhou Evergrande / Getty Images
Jackson Martinez en un juego del Guangzhou Evergrande / Getty Images

El pasado muestra lo que puede ser el futuro de Martínez en la Selección Colombia cuando sale a la palestra la historia del prometedor volante Giovanni Moreno, quien en 2012 era considerado como un candidato a convertirse en una de las figuras del combinado nacional, pero decidió partir a la Superliga con el Shanghai Greenland Shenhua para no volver a ser convocado por Pékerman.

Junto a Jackson también optó por la liga china el mediocampista Fredy Guarín, otro de los elementos del técnico argentino que tuvieron acción en el Mundial y que dejó al Inter de Milán para unirse a Moreno con el Shanghai Greenland Shenhua.

James completa el ramillete de predicamentos colombianos después de sufrir una estrepitosa caída que lo llevó de ser una de las figuras de Brasil 2014 (y pasar del Mónaco al Real Madrid por 86 millones de dólares) a estar en la lista de jugadores que el técnico francés Zinedine Zidane quizá no contempla para la próxima temporada merengue.

El joven centrocampista de 24 años da más comentarios en la prensa por el tema relacionado con su sobrepeso, las supuestas salidas nocturnas que, dicen protagoniza, o sus incidentes de tráfico (llegó a entrenar perseguido por un auto policial), que por sus actuaciones con el equipo blanco, con el que apenas tiene 17 juegos en la liga.

James Rodriguez ha estado muy lejos del jugador que ganó la Bota de Oro y consiguió el Mejor Gol en el pasado Mundial / Getty Images
James Rodriguez ha estado muy lejos del jugador que ganó la Bota de Oro y consiguió el Mejor Gol en el pasado Mundial / Getty Images

En la penumbra por la que atraviesa el Madrid, James no se salva de los señalamientos de ser uno de los elementos que han descuidado su línea profesional y por ello hasta ha resultado blanco de los abucheos de la grada del Santiago Bernabéu.

Los estragos de las figuras colombianas se agudizan en el momento en que van a retomar las eliminatorias mundialistas con dos duelos a finales de marzo cuando visiten el 24 a Bolivia, en La Paz, y el 28 reciban en Barranquilla al líder Ecuador.

Para los colombianos el margen de error en las eliminatorias se está haciendo más delgado después de que en los primeros cuatro partidos sacaron la misma cantidad de puntos para ubicarse en la séptima posición.

Posteriormente llegará la Copa América, torneo conmemorativo por el centenario de la justa, y donde quedaron ubicados en el sector A, uno de los grupos más complicados, junto con el anfitrión Estados Unidos, Costa Rica y Paraguay.

Pékerman atraviesa por un profundo periodo de reflexión. Su buen paso con Colombia afronta uno de los momentos más complicados desde su llegada, cuando logró alcanzar la plenitud de forma de sus estrellas, hoy en un periodo de oscuridad.

En números

11
partidos los que ha jugado Radamel Falcao con el Chelsea en esta campaña

2
goles hizo Jackson Martínez en 15 juegos de liga con el Atlético de Madrid; tras su fracaso optó por emigrar a China

20
juegos en los que ha participado James Rodriguez con el Real Madrid esta campaña

43
partidos ha dirigido Pékerman a Colombia, con 25 triunfos, nueve empates y nueve derrotas

4to
lugar ocupa Colombia en la eliminatoria de Sudamérica
con cuatro unidades