Ola de muertes violentas parece no tener fin en Los Ángeles

El índice de crímenes tuvo un repunte del 27.5% en la ciudad angelina
Ola de muertes violentas parece no tener fin en Los Ángeles
Manchas de sangre proliferan en Los Ángeles debido al repunte de crímenes violentos.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Michael Mendibles caminaba cerca de la Calle Vaughn y la Avenida Bromont en Pacoima cuando fue abatido a tiros el pasado jueves 3 de marzo. Mendibles fue declarado muerto en el lugar y la Policía aún no da con el responsable.

La muerte de Mendibles es parte de una ola de violencia que empezó el año pasado en Los Ángeles y no parece tener fin.

Según cifras de la Policía de Los Ángeles (LAPD), en lo que va del año, las muertes violentas subieron un 27.5% comparado con el mismo periodo del año pasado.

En total se han registrado 51 homicidios en Los Ángeles, 11 más que el año pasado para esta fecha.

En general, los crímenes violentos subieron un 12.7% este año (4,413 comparado con 3,915 en 2015), en particular por ataques y robos.

En contraste, los crímenes de propiedad cayeron 2%, así como los hurtos en vivienda que disminuyeron un 16.2%.

El área de la ciudad con mayor cantidad de crímenes es la que corresponde a la Oficina central del LAPD, en el centro de Los Ángeles, que vio un aumento delictivo del 4.5% en estos meses de 2016. A esta le sigue la de la Oficina Sur, que cubre el sur de Los Ángeles. Mientras que la Oficina Oeste y el Valle de San Fernando han registrado un descenso criminal, según cifras del LAPD.

El factor de mayor peso en este aumento siguen siendo las pandillas.

El jefe Charlie Beck detalló la semana pasada que 10 de los 12 tiroteos reportados durante el fin de semana previo estaban relacionados con las pandillas. 

Asimismo, más de la mitad de los homicidios registrados hasta ahora estarían relacionados con las pandillas.