Funcionario de California compara a los mexicanos con “especies invasoras”

Una semana después de hacer el comentario, Kelly Wooster ofreció una disculpa pública. ¿Crees que debe ser relevado de su cargo?
Funcionario de California compara a los mexicanos con “especies invasoras”
Foto: Captura de Youtube

Un funcionario del condado de Calaveras, en el centro de California, comparó a los inmigrantes mexicanos con “especies invasoras” en una sesión de una comisión local en la que se discutía sobre cómo combatir a la flora y la fauna que amenaza a la supervivencia de los especímenes autóctonos.

El empleado público Kelly Wooster participaba en la Comisión de Planeación cuando se disponía a tratar una cuestión sobre la protección del ecosistema. Momento en el que Wooster -con afán de hacerse el bromista- llevó el debate a un plano migratorio.

“¿Incluyendo a la gente de México?”, cuestionó el Wooster durante la sesión del 3 de marzo sobre “especies invasoras”.

La pregunta causó algunas risas que fueron calmadas cuando una comisionada dijo que no haría comentarios al respecto a manera de reproche.

La palabras de Wooster provocaron que el presidente de la bancada latina en la Asamblea Legislativa de California, Luis Alejo, enviara una carta a la Junta de Supervisores de Calaveras exigiendo la renuncia del funcionario.

“Las declaraciones racistas e incendiarias no tienen lugar en el discurso público y no pueden ser toleradas”, señala la carta del legislador.

También se creó una petición a través del sitio Change.org para que Wooster sea relevado de su cargo.

//platform.twitter.com/widgets.js

Ofrece disculpa

Una semana después Wooster ofreció una disculpa pública: “Aparentemente esto se está viendo como ofensivo e hiriente. Esa no era mi intención”.

Ante los medios de comunicación Wooster dijo haber tenido malas experiencias con “el cartel que cultiva marihuana” en su rancho.

Agregó que los mexicanos que conoce y ha conocido, son y eran personas decentes, muy trabajadoras e inteligentes.

El condado de Calaveras, ubicado a unas 120 millas al este de la bahía de San Francisco, tiene una población de aproximadamente 45,000 habitantes, de los cuales el 88% son blancos y el 10% hispanos.

Los comentarios de este funcionario se enmarcan en un ambiente de tensión racial generado por el discurso ofensivo hacia los inmigrantes que durante su campaña ha promovido el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump.