Creía haber perdido a su perra en el mar y un mes después se llevó una sorpresa

Luna, una perrita pastor alemán, logró nadar dos millas a una costa y sobrevivir en la isla por cinco semanas

Luna, una perra pastor alemán que cayó al agua cinco semanas atrás y a quien creían muerta, reapareció el martes en la isla San Clemente, cerca de la base naval Coronado.

El 10 de febrero, la perrita de un año y medio y ojos azules viajaba en el “Elizabeth H.”, un  barco pesquero de 45 pies, con su dueño Nick Hayworth, un estudiante de 20 años de la Universidad estatal de San Diego, cuando cayó al agua, cerca de la costa de la isla.

“Un momento Luna estaba allí y de pronto desapareció”, indicó Hayworth a las autoridades, refiriéndose a la mascota de 40 libras.

El dueño pidió inmediatamente ayuda y la buscó por días. La vocera de la base, Sandy DeMunnik, indicó que Hayworth estaba convencido de que la perrita había llegado a la costa, porque era una gran nadadora. Pero después de una semana sin poder dar con ella, la dio por muerta.

Sin embargo, el martes pasado, miembros de la base naval de la isla, donde no se permiten animales domésticos por cuestiones ambientales, se sorprendieron al ver un perro sentado a un lado de la carretera principal, moviendo la cola. En cuanto vio al personal naval, Luna corrió hacia ellos, informó DeMunnik.

La perrita, que logró nadar dos millas a la costa, se encontraba malnutrida, pero sana y sin heridas. Aparentemente, Luna pudo alimentarse con ratones y pescados que encontró en la isla.