Latina lucha por un sueño… y gana

Una inmigrante cuenta los pasos que la llevaron a tener su propia estación de televisión
Latina lucha por un sueño… y gana
Nora Crosby Soto.
Foto: Suministrada

Desde pequeña, Nora Crosby Soto, dueña de una estación de televisión, vivió circunstancias que le enseñaron a luchar por sus sueños. Comenzando a los seis años de edad, cuando la nativa de Jalisco, México, cruzó la frontera con un coyote, camino al norte.

En la actualidad, Nora es una de sólo cuatro mujeres hispanas en EEUU que es dueña mayoritaria de una estación de televisión. Su empresa, Latina Broadcasters de Daytona Beach, opera WYDB, estación de televisión en español afiliada a Azteca América.

“Mis padres vinieron a EEUU y se regresaron a México más de un vez. La primera vez que vinimos, yo tenía seis meses y me hicieron pasar por un niño para poder cruzar”, recordó riendo. Llegó un momento en la vida de Crosby Soto en que ya no se quiso volver.

“Cuando tenía 15 años, mis padres decidieron regresar a México, pero esta vez yo quise quedarme”, recordó. “Me alquilaron un cuarto, debajo de un edificio de departamentos, y allí me quedé”. A pesar de su corta edad, la adolescente consiguió un trabajo y siguió estudiando hasta obtener su título.

Una vez terminada la preparatoria, la joven no se detuvo hasta obtener su licenciatura y su maestría en la Universidad de Pepperdine, mientras seguía trabajando para poder sobrevivir.

“Fui la primera persona en mi familia que logró graduarse en la universidad”, mencionó.

A los 19 años, Nora comenzó a trabajar para Univisa. “Estaba tan emocionada, no lo podía creer”, recordó. Durante 10 años, fue aprendiendo e interiorizándose en la industria, hasta lograr la posición de gerenta. Cuando la compañía se mudó a Miami, Nora decidió quedarse en Los Ángeles.

Luego de Univisa, llegó Paxson Communications, donde conoció a su esposo.

“Fue entonces que se nos presentó la oportunidad de comprar la estación”, recordó.

La empresaria decidió mudarse a Texas, por su ubicación geográfica en medio del país. Su estación de radio local, 87.7 Aliento, que también puede escucharse en la internet en alientofm.com, incluye música cristiana “que llega a todos”. La empresaria explicó que a la hora de decidir la programación, selecciona todo aquello que pueda mejorar la vida de la gente.

Crosby Soto es una de sólo cuatro mujeres hispanas en EEUU que es dueña mayoritaria de una estación de televisión.
Crosby Soto es una de sólo cuatro mujeres hispanas en EEUU que es dueña mayoritaria de una estación de televisión.

Latinas en los medios

“Me gustaría ver a más mujeres latinas empresarias y en puestos de liderazgo”, comentó Nora. “Cuando las mujeres tenemos un negocio, le damos una sensibilidad especial, porque nos preocupamos y  ayudamos más a quienes tenemos alrededor”.

Y sin embargo, la empresaria es consciente de que tanto en los medios, como en otras industrias, las mujeres aún deben enfrentar muchos obstáculos para poder avanzar.

“Lo que yo les aconsejo a las jóvenes que quieren hacer una carrera en broadcast es que nunca se den por vencidas. Que se concentren en su trabajo, no se junten con el chisme, y que no pongan atención a aquellos que te quieren tumbar”, aconsejó. Crosby Soto recalcó la importancia de tener una actitud de trabajo positiva.

“También les diría que estudien y se preparen. Pero por sobre todas las cosas, les diría que sean personas buenas de corazón”, agregó. “Mis empleados han estado conmigo por 10 y 12 años, porque los trato bien. No querría tener una empresa que es como una puerta giratoria, donde entran y salen empleados”, indicó.

La latina que enfrentó a un gigante

Este año, Crosby Soto tuvo que enfrentarse a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para poder participar en el remate de espectros de trasmisión (Broadcast Television Spectrum), que se llevará a cabo a fin de mes. Luego de largas  y difíciles tratativas, el viernes pasado, el FCC aceptó su elegibidad para poder participar.

“Trabajé y me sacrifiqué mucho toda mi vida, para dejar que me roben mi sueño americano”, comentó.

Mirando atrás

Nora aseguró que si pudiese volver atrás, no cambiaría nada de lo que hizo hasta ahora: “Porque los obstáculos son los que me hicieron fuerte y la mujer que soy ahora. En parte, fue la necesidad la que me enseñó y motivó a hacer lo que tenía que hacer”.

Nora dijo que también elegiría trabajar nuevamente en los medios latinos. “Trabajé en empresas hispanas y empresas anglosajonas, pero siempre me atrajo más trabajar con latinos. Será que me gusta la cultura”, comentó.