La hija de Chris Hemsworth incomodó a su papá con un curioso capricho

La pequeña India Rose sorprendió al actor con el deseo de querer tener 'pene' como sus hermanos
La hija de Chris Hemsworth incomodó a su papá con un curioso capricho
La hija de Chris Hemsworth y Elsa Pataky le transmitió a su padre un curioso capricho. Él no tuvo más remedio que explicarle la diferencia entre hombre y mujeres.
Foto: Alberto Alcocer / Getty Images

Da igual que interprete a un dios nórdico o sea un actor mundialmente conocido, Chris Hemsworth también es padre, y como tal, debe enfrentarse a las preguntas incómodas de sus hijos. Como la que le hizo su hija India Rose, que no entiende por qué ella no tiene “pene” como sus hermanos mellizos Tristán y Sasha (2).

“Mi hija está un poco envidiosa de los chicos. Vino el otro día y me dijo: ‘¿Sabes papá? Quiero una de esas cosas que Tristán y Sasha tienen ‘. Yo le pregunté: ‘¿A qué te refieres?’ y ella me contestó: ‘Ya sabes, las cosas que tienen entre las piernas como tú’”, contaba Chris en el programa de Ellen DeGeneres.

LEA TAMBIÉN: ¡Chris Hemsworth se vistió de mujer para ‘defender a Thor’! (VIDEO)

Papa preparándonos la cena después de la premier @thehuntsman/ ?? Papa making some late snack after premiere @thehunstman #jetlag #bestglamour #yummy #papachef #bestmoments #latrip

A photo posted by Elsa Pataky (@elsapatakyconfidential) on Apr 13, 2016 at 9:37am PDT

Aunque en un primer momento esta petición de su hija le pilló por sorpresa, Chris supo reaccionar rápido explicándole la diferencia entre las niñas y los niños.

“Yo me quedé como: ‘Eh, mmm… verás… es que las niñas’. Y mientras tanto pensaba: ‘¿Cómo voy a solucionar esto?’. ‘Las chicas tienen pechos’, le dije. Y ella me contestó: ‘¡No quiero tener pechos! ¡Quiero uno!’. ‘¿Un pene?’, le pregunté y ella: ‘¡Quiero un pene!”, relataba el actor.

El australiano se dio cuenta de que era inútil hacer que una niña de su edad entrase en razón y le animó a ser quien ella quisiese ser pues siempre iba a contar con el apoyo de sus padres.

“Me di cuenta de que tiene cuatro años. ‘¿Sabes qué? Puedes ser quién tú quieras ser’, le dije. Y ella me contestó: ‘¡Gracias papá!’. Se fue a jugar y ahí se acabó todo. Retomaré la conversación dentro de unos años”, bromeaba Chris aliviado.