Atlético vs Bayern: Simeone y Guardiola en colisión de ideas en la cancha

Los entrenadores se enfrentan en la Champions League, con estilos totalmente de contraste

Guía de Regalos

Atlético vs Bayern: Simeone y Guardiola en colisión de ideas en la cancha
Con estilos muy diferentes, Guardiola (izq) y Simeone se miden en semifinales de la Champions League.
Foto: Getty Images

La caprichosa suerte decidió que dos de las filosofías de juego más mediatizadas en la actualidad apenas celebren su segundo enfrentamiento cuando se midan en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa. El Bayern Múnich, de Pep Guardiola, y el Atlético de Madrid, de Diego Simeone, se mueven en polaridades opuestas en las ideas que alimentan sus estilos y ahora chocarán en el torneo de clubes más importante del mundo por un pase a la final.

La historia registra un enfrentamiento entre estos técnicos que destacan entre los protagonistas de la época más reciente. El Barça de Guardiola venció 2-1 al Atlético del argentino en la jornada 25 de la liga española de la temporada 2011-2012. Ese duelo puso de frente a una consumada versión del cuadro blaugrana, con el estilo de poseer el balón que cautivó al mundo del fútbol, ante Simeone, quien apenas dirigía el décimo encuentro como entrenador de los colchoneros y tenía ya buena fama con los títulos que había conseguido en Argentina con Estudiantes de La Plata (2006) y River Plate (2008).

Qué: Atlético de Madrid vs. Bayern Múnich (Ida de semifinales de Champions League)

Cuándo: Miércoles 27 de abril, 2016

Horario: 11:45 am Pacífico / 2:45 pm Este / 1:45 pm centro de México

TV: Fox Deportes

Guardiola sigue en la élite después de aquel primer enfrentamiento, con la oportunidad de irse de Alemania como monarca de clubes del continente por tercera ocasión. Simeone pavimentó desde ese partido un camino que lo llevó a formar parte de la élite entre los técnicos más importantes del mundo con un estilo sobrio, con el que privilegia la fortaleza defensiva y la labor de sacrificio de sus jugadores y con el que ya fue monarca del fútbol español en la campaña de 2013-14, de la Copa del Rey (2012-13) y de la Supercopa de España (2014).

Guardiola dejó Barcelona en 2012, pero se llevó a Alemania el estilo que lo hizo brillar con 14 títulos cuando dirigió en España. Lleva tres años al frente del Bayern Múnich en los que ha chocado con muros de críticas por su forma de juego, que rompe con la verticalidad del estilo del teutón. Ahora, en la parte final de su contrato con el equipo más poderoso de Alemania, busca una despedida gloriosa después de los dos cetros de la Champions League que ganó al frente de los blaugrana en 2009 y 2011, con el estilo que lo hizo trascender y llevar a su conjunto a ser considerado entre los mejores de la historia.

La inminente despedida de Guardiola del banquillo del Bayern Múnich puede darse entre lamentos de sus aficionados al tener frente a sí como rival al Atlético de Madrid, equipo que más indigesto resulta a su estilo de controlar la posesión del balón y dominar el mediocampo.

El ‘Cholismo’

Diego “Cholo” Simeone transmite energía al espíritu de sus jugadores, de la misma forma como él se desempeñó en el campo como futbolista dejando el alma hasta el último suspiro. A esa garra y deseo de pelear por todos los balones se suma el orden defensivo, que lo tiene como el mejor equipo del Viejo Continente en esquemas defensivos.

El estratega argentino se aleja de los reflectores, pero no puede evitar ser un objeto de deseo mediático después de haber eliminado hace unas semanas al FC Barcelona de la Champions League con un formidable despliegue defensivo. Fue una nueva joya al ramillete de éxitos del técnico que comenzó su andar en los banquillos en 2006 con el Racing Club de su país natal.

“El Atlético es todo pasión y las opciones están al 50 por ciento”, analizó Guardiola después del sorteo que arrojó los enfrentamientos de semifinales de la Champions League. “Si nos relajamos siquiera un dos por ciento, no ganaremos nada”.

Lo dicho por Guardiola no es mera cortesía. Su estilo de posesión y circulación en el mediocampo tiene en los planteamientos de Simeone a su más grande desafío. Los colchoneros echaron al Barça a pesar de ser superados ampliamente en la posesión del balón, que los catalanes tuvieron en 72 por ciento en la serie de cuartos de final.

Al interior del Atlético de Madrid no se permite el derroche de optimismo. Todos cumplen con una labor defensiva y presionan a sus oponentes desde la salida, complicando su parado, como consiguieron hacer ante el Barcelona, que dejó su corona de campeón defensor de la Champions en el campo del Estadio Vicente Calderón después de perder 2-0 (3-2 en el global).

“Cuando nos tocó el Barcelona en cuartos de final lo afrontamos con la humildad de saber que eran mejores que nosotros, pero la ilusión que tiene este grupo tiene que superar esos límites”, comentó Gabi, mediocampista esencial en los planteamientos de Simeone.

Viejas cuentas pendientes

El conjunto madrileño tiene ante el Bayern otra motivación al contar con la oportunidad de saldar una vieja revancha, que se remonta a la final de la antigua Copa de Campeones de Europa de 1974, en la que cayeron con el gigante alemán 4-0 en un duelo de desempate después de igualar 1-1 en la final.

“Nosotros somos un equipo duro, sin ninguna duda, pero los rivales que están todavía en la Champions tienen una jerarquía en todos sus futbolistas y grandísimos entrenadores”, comentó Simeone.

El ataque alemán comandado por Robert Lewandowski, Arturo Vidal y Thomas Müller tendrá que librar las férreas líneas defensivas encabezadas por el uruguayo Diego Godín. La apuesta de Simeone será cerrar los duelos y evitar las llegadas, como ha hecho a lo largo del año futbolístico en el que apenas han permitido 26 goles en 50 duelos. Para Guardiola la partida se mueve fiel a su estilo, en lo que pueda construir su mediocampo con Thiago Alcántara, Franck Ribéry y Xabi Alonso y así dar oportunidad de brillar a sus atacantes.