Comunidad consternada con crisis de escasez de policías en San José

Podría peligrar la seguridad de los residentes de una las ciudades consideradas en el pasado entre las más seguras del país

Guía de Regalos

Comunidad consternada con crisis de escasez de policías en San José
La Policía de San José trata de combatir la ola de violencia pese a la falta de agentes. La dependencia policial organiza eventos como ''Café con la policía'' para dialogar con sus residentes de su comunidad. El jefe de la policía, Eddie García habla español y busca acercarse a las residentes para escuchar directamente de ellos la necesidad que existe en los vecindarios.
Foto: Rosario Vital / La Opinión de la Bahía

La ola de violencia no ha cesado en el sur de la Bahía, y debido a la escasez de oficiales de policías, el Jefe del Departamento de Policía de San José, Eddie García, se ha visto obligado a requerir que todos los oficiales trabajen hora extras.

San José viven cerca de 1 millón y medio de habitantes y para esta extensa población sólo hay 839 policías. El número se redujo, en gran parte, a causa de una medida recientemente aprobada que puso en jaque sus beneficios.

Por ende, oficiales han estado patrullando las calles de San José desde marzo, trabajando horas extras obligatorias.

“Adoptamos esta decisión debido a la falta de policías. Nuestra prioridad es atender a las llamadas de emergencia del 911 que recibimos a diario y nosotros queremos atender lo más pronto que se pueda este tipo de situaciones. Todos los agentes sin excepción tendrán que cumplir estos horarios extraordinarios”, dijo García.

Algunos consideran que este pedido creará más estrés y fatiga entre los policías quienes colectivamente trabajan más de 2,000 mil horas equivalente a horas extras cada mes cubriendo los turnos.

‘’Empezamos con 252 [jornadas de] 10 horas por semana que tendrá que ser completada con las horas extras de sus oficiales. Sin embargo esto no es suficiente’’, explicó el jefe García.

Estos turnos están actualmente utilizando una combinación de las horas voluntarias y obligatorias que ya han trabajado un turno completo de 10 horas.

Para Salvador de Dios, que reside entre las calles 24 y la Williams, confirma la falta de agentes  en su vecindario. “Yo vivo por más de 40 años en ese lugar y hay mucha violencia, sino es el robo de auto, es la presencia de pandillas y esto me preocupa a diario,” explicó el residente.

Por su parte, Perla Moncada, que vive cerca de la avenida Bascom, explica que por donde vive hay venta de drogas. Además, hace poco fue víctima de robo de auto. Tiene temor y declara estar cansada de  reportar crímenes. Según ella, la policía no atiende a delitos menores.

“Es cierto, en parte, la falta de policía nos obliga a dar prioridad en casos donde las situaciones son más complicadas, como los homicidios”, explicó el jefe de policía.

García explica que si la ‘medida B’ no es modificada, la crisis continuará.

“Esta semana tuvimos una audiencia para implementar el acuerdo de conciliación que hay con esta medida B, de modificarla nuestro departamento crecería, tenemos apoyo de la comunidad, de la ciudad y la asociación de policías”, indicó García.

“San José no se puede quedar sin policías. Queda claro que la ‘medida B’ tiene que ser cambiada porque la falta de policías está afectando a nuestra comunidad’’, dijo Aarón Resendez, miembro la Junta Comunitaria de San José.

El departamento de policía en los últimos meses ha tenido problemas para reclutar agentes. En la última academia de policía, sólo participaron siete miembros.

Ahora la agencia del orden está haciendo esfuerzos para reclutar a más agentes y esta oportunidad está abriendo sus puertas a los militares.

El alcalde Sam Liccardo dijo en una conferencia de prensa que hace falta una restructuración en la agencia del orden. “El electorado me eligió para solucionar problemas y confrontar una crisis. Y hoy tenemos una crisis que es la contratación de personal, tenemos que avanzar con la negociación con la medida B. Aseguramos $3 mil millones de nuestros contribuyentes para los próximos 30 años para reformas que nos aseguran pensiones y beneficios sostenibles”.

Para fortalecer su relación con la comunidad en estos tiempos de crisis, el Departamento está haciendo todos los esfuerzos con sus concejales y está promoviendo un programa que se llama ‘Café con la policía’.

Este evento comunitario es para que los residentes expresen sus inquietudes, preocupaciones al jefe policial y a los agentes que patrullan sus calles.