Acapulco es el municipio más violento de México

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo insiste que se “magnifican” los hechos

Guía de Regalos

Acapulco es el municipio más violento de México
Se reforzó la seguridad en la zona.
Foto: EFE

México – La violencia en el estado de Guerrero no cesa: balaceras, asesinatos y extorsiones han provocado pánico, manifestaciones y cierre de escuelas y de negocios durante esta semana.

Sin embargo, el Gobernador Héctor Astudillo Flores ha declarado que el crimen no ha afectado el turismo y que él será “el último en andar propagando noticias negativas de esta tierra”.

El pasado domingo, un grupo de pistoleros atacaron el Hotel Alba Suites, ubicado sobre la avenida Gran Vía Tropical de Acapulco, y las instalaciones del centro comercial Costera 125.

Elementos de la Policía Federal (PF) repelieron la agresión, lo que desató balaceras en varias zonas de la costera y la muerte de un agresor, además de un efectivo de seguridad herido, de acuerdo con información oficial.

Astudillo Flores expuso que el pánico de los ciudadanos por lo hechos fue “magnificado” de manera intencional en redes sociales, en donde se compartieron videos de eventos de violencia anteriores. Y que los ataques fueron en represalia a la detención del líder del Cártel Independiente de Acapulco, Freddy N., alias “El Burro”.

Sin embargo, al siguiente día las clases en cientos de escuelas privadas y públicas fueron canceladas. También centenares de comercios no levantaron sus cortinas o cerraron temprano, en estos últimos la afluencia fue mínima, según los reportes de prensa local.

Y aunque, el priista acusa que se hizo uso de redes para crear el pánico en la sociedad, los acapulqueños han sido testigos durante los primeros cuatro meses de este año de al menos 340 víctimas de hechos violentos en los que presuntamente estuvo involucrada la delincuencia organizada, con base en un recuento de lo publicado en El Sur.

Mientras que las cifras dadas a conocer recientemente por el Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que Guerrero es la entidad más violenta, pues entre enero y marzo se han registrado 514 homicidios dolosos.

Los medios de comunicación no han sido ajenos a la violencia que permea en la entidad, el último de los casos fue el asesinato del periodista Francisco Pacheco Beltrán, corresponsal del diario El Sol de Acapulco en Taxco y de la radiodifusora Capital Máxima; editaba además el periódico El Foro de Taxco.

El periodista fue asesinado el pasado lunes a tiros afuera de su casa ubicada en Taxco. Hasta el momento no hay ningún detenido por los hechos.

Guerrero, según un informe de la organización Artículo 19, es el tercer estado más peligroso para ejercer el periodismo, pues tan sólo en 2015, fueron documentados 57 ataques contra la prensa en la entidad.

Colegas del periodista realizaron marchas en los municipio guerrerense de Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo y Coyuca de Catalán y la Ciudad de México para exigir al Gobierno federal y estatal que se esclarezca el homicidio, se castigue a los responsables y que el caso no quede impune.

A estas demandas se ha unido la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Artículo 19, PEN México, y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que piden que la actividad profesional de Pacheco sea tomada en cuenta como uno de los móviles del crimen.

La misma sociedad también ha dado muestras de que hartazgo ante la inseguridad y violencia que aqueja a la entidad, médicos han solicitado al Ejército que atienda a los heridos derivados del conflicto con grupos armados, comerciantes que han pedido al Gobierno de Guerrero pactar con los grupos criminales el cobro de extorsiones…

La última de ellas: la marcha del pasado miércoles en la Costera, en la que decenas de ciudadanos se manifestaron desde el Zócalo hasta el Asta Bandera para exigir paz en el centro turístico.

Ante ello, el último movimiento de Héctor Astudillo fue reunirse con el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con quien acordó realizar una reunión con el gabinete de seguridad en Acapulco, en los próximos días.