Después de 10 años, da con el asesino de su hija gracias a Facebook

El sospechoso se escondía en México, pero el uso de las redes sociales, y la implacable búsqueda de esta madre, culminó en su captura
Después de 10 años, da con el asesino de su hija gracias a Facebook
Foto: Captura / ABC7

Tardó una década en descansar la memoria de Crystal Theobold, pues ese fue el tiempo que duró la incesante búsqueda de su madre por el último de sus asesinos – y todo gracias a Facebook.

Theobold fue muerta a tiros por unos pandilleros en febrero de 2006 en Hemet, California.

Desde entonces, su madre Belinda Lane, no frenó por un segundo la pesquisa tras el hombre quien ella cree ser uno de los pandilleros que acribilló a su hija a muerte.

Tras su muerte, Lane contó a ABC Los Angeles que lo único que quería era que se la tragara la tierra y así evitar el dolor por la violenta partida de su hija. Pero pronto tomó cartas en el asunto, y por varios años utilizó los recursos de Facebook para crear cuentas falsas y así contactar a William Sotelo, el único hombre que faltaba comparecer ante la justicia por supuestamente estar involucrado en la muerte de Theobold.

“Así habría tardado una vida entera, nunca me habría detenido”, dijo al noticiero angelino Lane.

Crystal Theobold. (Captura/ABC7)
Crystal Theobold. (Captura/ABC7)

Y este viernes, justo antes de celebrarse el Día de las Madres en EEUU, su promesa se cumplió cuando Sotelo fue localizado en México y arrestado por las autoridades, pero el hallazgo no pudo haberse realizado sin la ayuda de Lane.

Con una cuenta falsa de una mujer, a quien nombró Ángel, contactó a Sotelo, lo sedujo y justo cuando éste parecía estar sumamente interesado con la supuesta cibernauta, Lane le confesó todo.

Vendré por tí. Quédate quieto, ya voy“, dijo Lane a Sotelo por medio de mensajes cuando éste huyó a México. Gracias a su trabajo realizado en Facebook, las autoridades pudieron vincular otra información y dar con el sospechoso.

William Sotelo. (Captura/ABC7)
William Sotelo. (Captura/ABC7)

Este miércoles, Sotelo ya se encuentra en terreno estadounidense, esperando juicio.

Durante los servicios fúnebres de su hija, Lane le prometió, a un lado de su tumba, “así sea mi último soplo de vida, los atraparé. Te lo prometo, tendrás justicia”.