Nuevo video exhibe tortura de presuntos policías mexicanos

Las autoridades no confirman la identidad del agente
Nuevo video exhibe tortura de presuntos policías mexicanos
El video habría sido tomado en 2014.
Foto: Foto: Especial

México- Un nuevo video publicado por medios mexicanos muestra cómo un presunto agente del Estado de México tortura a un ciudadano acusado de secuestro en 2014.

En el video, filtrado a través de la plataforma Mexicoleaks, se puede apreciar como el supuesto agente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), Pedro Velazco Estrada –como lo identificó una fuente anónima-, golpea a un hombre de camisa azul durante un interrogatorio grabado por el mismo agente. Luego, toma una bolsa de plástico, con la que cubre la cabeza del detenido, quien se convulsiona en una silla en la que está atado.

Este es el segundo video que exhibe casos de tortura de agentes mexicanos en un mes, en los dos se utiliza la misma táctica de colocar bolsas de plástico en la cabeza de los detenidos.

Según la información de medios de comunicación, un anónimo envío el video y reveló que uno de los efectivos de seguridad que aparece pertenecía al área de inteligencia de la institución, Pedro Velazco Estrada, y sería quien aparece en la grabación colocando la bolsa de plástico en la cabeza del detenido.

Mientras que la víctima sería Silverio Rodríguez Martínez, acusado de narcomenudeo y secuestro y detenido en 2014.

De acuerdo a Aristegui Noticias, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que no podía corroborar la identidad del funcionario y que requería de un peritaje para ello. Sin embargo, la noche de ayer fue separado de su cargo.

La revista Proceso reseña que el 9 de abril de 2014, Miguel Ángel Contreras Nieto y Damián Canales Mena, entonces titulares de la PGJEM y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, presentaron a la prensa un video del mismo Silverio Rodríguez Martínez, con la misma camisa azul de manga corta, escoltado por dos policías.

Lo presentaron como presunto secuestrador de 33 años de edad, integrante de un grupo delictivo de 12 personas que operaba en la región de Jilotepec y Chapa de Mota. Recordaron que el compromiso de los servidores públicos era “acabar con el flagelo” del secuestro, y que los secuestradores detenidos por las autoridades mexiquenses “recibirán la sanción penal que su execrable conducta merece”.

En el escaso minuto y medio de grabación el arrestado, rodeado de al menos seis agentes, recibe golpes en la cabeza y se la cubren con una bolsa de plástico al menos en dos ocasiones, tapándole la nariz y la boca.

Al final, las imágenes muestran como el detenido opone resistencia y unos cinco elementos se abalanzan sobre él y lo someten.

Por su parte, la PGJEM señaló en un cuestionario que respondió a Aristegui Noticias que ningún funcionario público ha sido sancionado por los actos de tortura en contra de algún detenido en abril de 2014, derivado de que la víctima no presentó ninguna denuncia sobre estos hechos.

La dependencia confirmó que el hombre que aparece en el video está detenido en el penal de Ecatepec, en el Estado de México, y enfrenta un juicio por el delito de homicidio agravado, pero también se le investiga por extorsión a otros reos en la cárcel de Almoloya de Juárez.

“Es preciso señalar que se actuará conforme a derecho y con una política muy clara de cero tolerancia, en caso de existir una conducta delictiva por parte de un servidor público de esta Institución”, dice el documento

LA TORTURA EN VIDEO

Según Amnistía Internacional, entre 2013 y 2014 aumentaron en más del doble las denuncias de tortura en México, al pasar de mil 165 a 2 mil 403.

Este nuevo vídeo se suma a dos difundidos en redes sociales hace unas semanas que mostraban otros casos de tortura. En uno se veía a dos militares y una policía federal mexicanos encañonando y poniendo una bolsa en la cabeza a una civil, y derivó en la detención de dos militares y tres agentes federales. En otro vídeo se veía a varios policías de la Ciudad de México golpeando a tres civiles que presuntamente participaron en un atraco a una tienda departamental Liverpool.

En el primer caso, la agresión ocurrió en Ajuchitán, Guerrero, en febrero de 2015. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) supo de lo sucedido en diciembre de ese año. El pasado 5 de enero, dos de los cuatro elementos que participaron fueron detenidos.

La grabación, filtrada a algunos medios mexicanos, así como al sitio estadounidense Breitbart Texas, muestra a una integrante de la Policía Militar y a un agente de la Policía Federal, interrogar a una mujer con una bolsa en la cabeza.

La persona detenida, en medio del llanto, pide clemencia a los uniformados mientras que ellos le retiran la bolsa sólo para cuestionarla sobre otra persona e incluso la amenazan con sus armas, al parecer de cargo.

En las imágenes se distingue, además de los dos elementos que llevan a cabo los actos de tortura, a otro integrante de la Policía Militar que presencia todo lo ocurrido sin intervenir. La persona que grabó el video pertenece a una de estas corporaciones de seguridad.

En el tramo final del video se aprecia cuando el presunto policía federal se aproxima a la mujer para colocarle otra bolsa en la cabeza y asfixiarla por unos segundo, acto que deja a la mujer tendida sobre el suelo, mientras que la mujer militar le pregunta: “¿Ya te acordaste, o quieres más?”

El 18 de abril, también salieron a la luz una serie de fotografías que muestra a marinos mexicanos humillando a detenidos.

En una imagen se ve a un hombre vestido de mujer, con señales de golpes en el rostro. En otra aparece bajo el cañón de un rifle de asalto, con un martillo en el mentón. Es una imagen interior y otra exterior.

De acuerdo con Breitbart Texas, que dice haber consultado fuentes oficiales, es un pistolero de un grupo armado. Es humillado para divertimento de la tropa a cargo de un presunto oficial que identifica como Erick Morales Guevara, y lleva por sobrenombres “El Marino Loko”, “El Martillo” o “The Hammer” y “Señor Thor”.

Las imágenes habrían sido tomadas en Tamaulipas, en donde las Fuerzas Armadas llevan años peleando contra el crimen organizado.

“Breitbart Texas habló con varios altos funcionarios de la Marina Armada de México para saber la forma en que opera Erick Morales Guevara, alias “El Marino Loko”, “El Martillo” o “Thor”, un marino que a veces rompe las reglas pero que consigue realizar sus tareas. Una serie de imágenes filtradas de manera exclusiva a Breitbart revelan la singular forma en que opera a alto nivel para introducirse bajo la piel de los temibles cárteles”, dice el medio.

“Mientras que las personas consultadas para este artículo reconocen que los métodos de ‘El Marino Loko’ son poco ortodoxos, y algunos no exactamente legales, los resultados hablan por sí mismos. El equipo de Morales ha estado detrás de una serie de detenciones importantes, junto con decomisos en efectivo, drogas y de armas blancas, que deterioraron gravemente las operaciones de los carteles de drogas, dijeron las fuentes”, agrega Breitbart.

El diario digital dice que “de poco más de 5 pies y 7 pulgadas, Morales Guevara fue asignado a la ciudad fronteriza de Reynosa a principios de 2015, con órdenes de arrestar a Julian ‘Comandante Toro’ Loisa Salina, el líder regional del Cártel del Golfo. Tomando el apodo de Thor, Morales Guevara estaba cerca de la captura del ‘Comandante Toro’, pero de repente fue enviado a la ciudad de Tampico. Una vez allí, cambió su mirada en un nuevo objetivo: Silvestre ‘El Chive’ Haro Rodríguez, quien era el máximo líder del Cártel del Golfo”.