Las ‘taco trucks’ en L.A. están de moda, pero reprueban en higiene

En los restaurantes sobre ruedas encontraron problemas de higiene debido a deficiencias de congelación, poco espacio para la preparación de alimentos y ratas
Las ‘taco trucks’ en L.A. están de moda, pero reprueban en higiene
Javier Cabrera comenzó su taquería en el 2003 y aunque continúa vendiendo en una lonchera, este año abrirá su tercera taquería.
Foto: Jorge H. Neri / La Opinión

La comida ofrecida en camiones en Los Ángeles enfrenta problemas de higiene debido a deficiencias de congelación, poco espacio para la preparación de alimentos y ratas, según un análisis divulgado hoy, en el que el 27% de estos vehículos obtuvo bajas calificaciones.

Estas “loncheras“, muy populares entre los latinos, presentaron peores resultados en las revisiones oficiales de salud e higiene que los restaurantes e incluso que los carritos ambulantes

Una comparación de los resultados de las revisiones realizadas por el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles en los últimos dos años, publicada hoy por el diario Los Angeles Times, encontró que el 27% de estos vehículos obtuvieron calificaciones por debajo de “A” en las evaluaciones.

En comparación, sólo el 5% de los restaurantes tradicionales y el 18% de los “carritos” que también venden alimentos preparados obtuvieron calificaciones de menos de “A” en las inspecciones.

Igualmente, más de 4% de las “loncheras” inspeccionadas este año fueron forzadas a cerrar, una tasa tres veces más alta que la de los restaurantes regulares, según cita el análisis.

Además, más de 70 “Establecimientos Móviles de Alimentos”, como los denomina el Departamento de Salud, fueron cerrados este año, aunque a muchos se les permitió volver a operar luego de aprobar inspecciones de revisión.

Entre las posibles causas del mayor índice de problemas de higiene y salubridad en las “loncheras”, figuran el reducido espacio para preparar la comida y las dificultades para mantener temperaturas de congelamiento adecuadas en los alimentos, entre otros.

De la misma forma, los ratones, un problema que enfrentan frecuentemente los restaurantes en sus instalaciones, también son atraídos por las “loncheras”, donde logran entrar mientras el camión se encuentra estacionado o inactivo.

Según los datos de Salud Pública, el 23% de los camiones de venta de comida examinado tuvo una calificación de grado “B” en comparación con el 15.1% de los carritos ambulantes y el 4.3% de los restaurantes con local fijo.

El 4.2% de las “loncheras” obtuvo “C”, menos que el 2.8% de los carritos y también que los restaurantes, que prácticamente no tuvieron esa baja calificación.

El Departamento de Salud Pública informó que durante el año fiscal que termina en junio, ha podido evaluar cerca del 70% de la “loncheras”, según el diario.