Hillary se rehúsa a debatir con Sanders en California

Concentrada en Trump, su campaña decide no debatir a su contrincante demócrata antes de la primaria del 7 de Junio.
Hillary se rehúsa a debatir con Sanders en California
Bernie Sanders hizo campaña esta semana en el Este de Los Angeles, donde lo recibieron seguidores latinos. Pero Sanders no logró que Clinton aceptara un debate en California.
Foto: David McNew / Getty Images

La precandidata demócrata Hillary Clinton no debatirá aquí con el precandidato Bernie Sanders, anunció su campaña esta semana, a pesar de que Sanders había accedido y ambos tenían una invitación de Fox News para hacerlo.

Sanders ha dicho que la negativa de Clinton es un “insulto” para los votantes de California, estado que tiene la mayor cantidad de delegados de la nación.

“Es un insulto para la gente de California, nuestro estado más grande, que la candidata no esté preparada para tener una discusión conmigo sobre las crisis que enfrentamos”, dijo Sanders en Los Angeles esta semana.

La campaña de Clinton dijo, por medio de su secretaria de prensa Jennifer Palmieri que “competiremos intensamente en los estados que quedan, especialmente en California, poniendo nuestra atención en la amenaza que presenta una presidencia de Donald Trump”.

El nombre de Sanders no se mencionó.

Clinton ha dicho que espera ser la nominada de su partido, debido a su ventaja en delegados y el apoyo de la mayoría de los superdelegados o activistas partidarios, pero Sanders ha mantenido que su candidatura es más competitiva frente a Trump en noviembre, de acuerdo a diversas encuestas.

Normalmente, en esta campaña, se han realizado debates antes de primarias en estados importantes. Pero al parecer, la campaña de Clinton piensa que esto ya no es necesario. 

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Algunos demócratas no están de acuerdo con esta estrategia de Clinton. Simon Rosenberg, del New Democratic Network, quien desde el  principio ha argumentado que los demócratas deberían tener más debates para movilizar más a su base, escribió al respecto:

“Por qué los demócratas no quieren debatir en California, el estado que más éxito ha tenido en llevar a cabo políticas de centro izquierda en años recientes”, dijo Rosenberg. “El partido debería estar trabajando agresivamente para realizar este debate y darle a millones de potenciales votantes una nueva discusión de los temas”.

El debate de California había sido acordado como parte de un paquete de debates desde hace varios meses.