Crímenes de odio contra latinos gay, “un estado de emergencia”

La orientación sexual acaparó dos de cada diez crímenes de odio que ocurrieron en este país en 2014, de acuerdo al reporte más reciente del FBI
Crímenes de odio contra latinos gay, “un estado de emergencia”
Bamby Salcedo, activista y fundadora de Coalition Translatina.
Foto: Suministrada

El horrendo tiroteo en un club gay en Orlando el domingo, que cobró la vida de al menos 49 personas, no es un crimen aislado contra los homosexuales en este país y, en particular, en Los Ángeles.

A finales de marzo una mujer transgénero, Kourtney Yochum, perdió la vida luego de ser baleada en el centro de esta ciudad. La siguiente semana, Annabel Montoya, una adolescente transgénero residente del Este de Los Ángeles, terminó en coma después de ser golpeada y atropellada en Monterey Park.

Annabel Montoya, de 16 años, lucha por su vida tras haber sido atropellada.
Annabel Montoya, de 16 años, lucha por su vida tras haber sido atropellada.

“Estamos en estado de emergencia”, dijo Bamby Salcedo, fundadora de la Coalición Translatina, quien cuenta que ha sufrido todo tipo de agresiones a lo largo de su vida. En agosto pasado, un sujeto la escupió y agredió físicamente cuando la activista visitaba un centro comercial.

En la calle me han correteado los pandilleros, los hombres se me han subido al carro, me han puesto la pistola en la cabeza; en México los policías me han agredido, desnudado y me dejaron en las afueras de la ciudad”, relató Salcedo, originaria del estado de Jalisco.

La orientación sexual acaparó dos de cada diez crímenes de odio que ocurrieron en este país en 2014, de acuerdo al reporte más reciente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Considerando que la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual y trasgénero) es relativamente pequeña, los ataques contra este grupo son significativamente mayores.

El Southern Poverty Law Center (SPLC) alerta que un homosexual tiene el doble de probabilidades de ser víctima de un crimen de odio en comparación con un judío o un afroamericano.

06/13/16/ LOS ANGELES/ Jorge Gutierrez (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Jorge Gutierrez (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinion)

“Teníamos que perder a tanta gente para darnos cuenta de la violencia que enfrentamos”, expresó Jorge Gutiérrez, organizador del grupo Familia: Trans Queer Liberation Movement, que ha denunciado las vejaciones contra los transgéneros en el centro de detención migratoria en Santa Ana.

Un reciente reporte de Human Rights Watch coincidió con una investigación de La Opinión que en 2015 mostró que en esa cárcel presuntamente se niega atención médica, tratamiento de hormonas y se agrede a los transgéneros que por meses esperan una respuesta a sus solicitudes de asilo político.

Aunque la Oficina de Aduanas y Control de Inmigración (ICE), encargada del centro, alega que ahí se proporciona un entorno seguro y respetuoso a los inmigrantes detenidos.

Los transgéneros de color, en particular, son un blanco fácil en cualquier lugar. Activistas denuncian que éstos son más propensos a ser un objetivo de la Policía, de ser discriminados, de ser expulsados de la escuela, de que se le niegue atención médica y de ser encarcelada y abusados tras las rejas.

Brenda del Río, promotora de salud de la organización Bienestar.
Brenda del Río, promotora de salud de la organización Bienestar.

“El acoso verbal, físico y psicológico está bien marcado para nosotras”, afirmó Brenda del Río, promotora de salud de la organización Bienestar.

“El ataque que ocurrió en la disco [de Orlando] es un mensaje para despertar consciencia en las personas. No pedimos que nos quieran, sino que nos toleren”, dijo Del Río.

Un conteo del movimiento nacional denominado #TransLivesMatter indica que de enero a octubre de 2015 hubo 22 asesinatos de mujeres trangénero de color en EEUU.

Hace unas semanas, en Los Ángeles se lanzó la campaña “Transform California” con el propósito de construir una sociedad que respete a todos, sin importar la orientación sexual.

IMG_1741
Bamby Salcedo, fundadora de la Coalición Translatina. (Foto: Suministrada)

La iniciativa se anunció poco después de que el Cabildo de Los Ángeles aprobara por unanimidad una resolución para detener sus negocios con Carolina del Norte y Mississippi, debido a sus leyes que restringen el uso de sanitarios y vestuarios que pueden usar las personas transgénero y permitir la discriminación hacia este grupo en base a motivos religiosos.

Estas legislaciones, dijo Salcedo, representan una vía para agredir a los gays.

“Eso se traduce en que la sociedad cree que está bien que nos maten”, dijo la activista.

El sentimiento anti-LGBT se puede medir en un estudio del Public Religion Research Institute que en 2014 concluyó que la mayoría de los estadounidenses creía que el sexo entre homosexuales es moralmente inaceptable, mientras que el 14% respondió que el SIDA es un castigo divino contra éstos.

Víctimas de Orlando (de izq. superior): Kimberly Morris, Stanley Almodovar III, Luis Omar Ocasio-Capo, Juan Ramon Guerrero, Eric Ivan Ortiz-Rivera, Edward Sotomauor Jr.
Víctimas de Orlando (de izq. superior): Kimberly Morris, Stanley Almodovar III, Luis Omar Ocasio-Capo, Juan Ramon Guerrero, Eric Ivan Ortiz-Rivera, Edward Sotomayor Jr.

Pero la estela de muerte por el tiroteo en Orlando, reflexiona Gutiérrez, es la expresión más horrenda de la homofobia y el racismo, subrayando que el blanco en ese ataque eran los latinos gays.

“La violencia contra la comunidad LGBT y los latinos no es algo nuevo, han habido muchos hechos de violencia”, dijo Gutiérrez. “Nos categorizan como personas que no valemos tanto”, agregó.