Rafa Márquez: El Capitán legendario de la Selección mexicana

El “Káiser de Michoacán” muestra que su calidad no la opaca su veteranía y se mantiene como uno de los referentes del Tricolor azteca
Rafa Márquez: El Capitán legendario de la Selección mexicana
Foto: EFE

Rafael Márquez desafía el andar del tiempo una vez más, cuando a los 37 años, y 19 desde su debut en la selección nacional, es un elemento imprescindible para el entrenador Juan Carlos Osorio en la zona defensiva del conjunto tricolor.

El zaguero más laureado en la historia del fútbol mexicano sobresalió en el arranque de la Copa América Centenario con el décimo sexto tanto en su trayectoria con el combinado nacional, para enfilar a su conjunto al triunfo de 3-1 sobre el hoy eliminado Uruguay. El remate fue una muestra de lo que el veterano derrocha en el campo y que aún embruja a los técnicos que recurren a él a pesar de su veteranía.

En la jugada del tanto ante los charrúas, Márquez no pudo controlar un pase raso al área, pero supo esperar y resolver con un soberbio remate de pierna derecha al esférico que volvió a la zona donde estaba en el área, a los 84 minutos, para dar la ventaja a México en ese momento 2-1. El capitán apareció en el momento de apremio, como hizo hace seis años en el Mundial de Sudáfrica 2010 cuando se hizo presente en el marcador con un tiro que rescató a los verdes de caer en el debut ante los anfitriones y salir de ese primer duelo de la Copa del Mundo con una igualada a uno.

Osorio confía la organización defensiva a Márquez. Reconoce que el excentral del FC Barcelona, uno de los mejores de su posición en ese lapso de su trayectoria, ahora debe tener menos desgaste, pero sigue siendo imprescindible. La predilección del entrenador colombiano fue una constante en la anterior etapa de Miguel Herrera al frente del Tricolor y con su estilo característico dijo que al Mundial de Brasil 2014 su grupo lo integrarían Márquez y 22 más.

El camino en la selección mayor de una de las figuras más importantes del fútbol mexicano a nivel internacional tuvo un raro inicio en 1997 cuando el entonces entrenador Bora Milutinovic llamó al joven futbolista del Atlas, quien estaba concentrado con el Tri sub-20, pero al darse la lista se cambió el nombre por César Márquez. La confusión fue resuelta y el técnico serbio aclaró que deseaba al central rojinegro, quien entró de cambio ante Ecuador y dio un pase para gol en el triunfo mexicano de 3-1 en 5 de febrero.

A partir de ese momento Márquez y la selección mexicana han estado vinculados en instantes de gloria y momentos de decepción. Ahora disputa la sexta edición de la Copa América en su trayectoria, donde ha formado parte de los equipos que finalizaron segundo (Colombia 2001) y terceros (Paraguay 1999 y Venezuela 2007). Dos títulos en la Copa Oro de la Concacaf (2003 y 2011) adornan su currículo, en el que sobresale el título de la Copa Confederaciones de México 1999.

Junto a esos brillos también lo acompañan momentos tristes vistiendo la casaca nacional como la eliminación del Mundial de Corea-Japón 2002 a manos de Estados Unidos en la fase de octavos de final (2-0), duelo del que fue expulsado a los 88 minutos y ese momento de frustración lo lleva como un estigma.

En el pasado Mundial de Brasil 2014 él cubría al holandés Arjen Robben cuando éste cayó al campo y se marcó un tiro penal, que a la postre se convirtió en el gol con el que el conjunto europeo consumó la remontada (2-1) y eliminó al Tri.

Márquez ya cuenta con 133 juegos con su selección y parece enfilado a estar en el Mundial de Rusia 2018 si los mexicanos obtienen su clasificación, con lo que se uniría al alemán Lothar Matthäus y al también mexicano Antonio Carvajal como los únicos en alcanzar la proeza de jugar en cinco Copas del Mundo.

Cuando parecía que la trayectoria del “Káiser de Michoacán” entraba en un declive natural al dejar al Barcelona en 2010 y optar por el New York Red Bulls de la MLS, la calidad que desarrolló desde su etapa juvenil lo mantuvo en la mira de los seleccionadores, que no dejaron de recurrir a él tras el Mundial de Sudáfrica.

Con apenas unas semanas en el timón tricolor, Osorio siguió ese camino dándole un sitio privilegiado en el grupo en el que sobresalen veinteañeros como Hirving Lozano (20) y Jesús “Tecatito” Corona (23) para ser las próximas figuras del equipo.

“Es extraordinaria la carrera que ha tenido Rafa. Con su edad le puede aportar mucho al grupo; en lo físico, miraremos partido a partido. Me siento privilegiado de poder contar con Rafa en este momento”, manifestó Osorio previo a los duelos de eliminatoria mundialista contra Canadá hace unos meses.

Las palabras del técnico colombiano hacen más eco ahora en Estados Unidos con la disputa de la Copa América.

Márquez brinda seguridad a su zaga y proyecta juego ofensivo con trazos que confirman el gran manejo y visión de campo que siempre lo han acompañado. Su gol contra Uruguay lo posicionó como el líder del equipo que, por su buen momento, alimenta de ilusiones ese anhelo de ser monarcas del torneo por primera ocasión en la historia.

El defensa le roba meses al retiro y de seguir con su destacado nivel podría sumarse al grupo que vaya a Rusia, de clasificar en la eliminatoria. Con 39 años, disputar ese quinto Mundial podría ser el colofón perfecto a su trayectoria brillante.

Trayectoria profesional

Atlas (1996-1999)
AS Mónaco (1999-2003)
FC Barcelona (2003-2010)
NY Red Bulls (2010-2012)
FC León (2013-2014)
Hellas Verona FC (2014-2015)
Atlas (2016- Actualidad)

Rafa Márquez en cifras

19
años lleva formando parte de los combinados mexicanos; con el equipo mayor acumula 132 partidos y 16 tantos

4
Copas del Mundo acumula en su trayectoria (2002, 2006, 2010, 2014), en las que ha disputado 16 partidos y marcado tres tantos

3
ediciones de la Copa Confederaciones tiene y fue parte del equipo campeón de 1999 en México