Cinco grandes momentos de Michael Jackson a 7 años de su muerte

Te presentamos un repaso por los puntos más altos del artista que rompió esquemas y batió todos los récords
Cinco grandes momentos de Michael Jackson a 7 años de su muerte
El fallecido artista nuevamente está en el ojo del huracán.
Foto: Bang Entertainment News

El 25 de junio de 2009, el mundo perdió a uno de sus artistas más reconocidos. Michael Jackson tenía 50 años, un largo recorrido realizado, varias polémicas en su haber y un enorme legado que aún sigue sorprendiendo.

1. El niño prodigio

Aunque se trataba de un grupo de hermanos, fue Michael el que siempre acaparó la atención dentro de The Jackson 5. Su voz, su carisma y su pequeña figura conseguían que todas las luces y las miradas se posaran ineludiblemente en él.

2. El camino en solitario

Aunque ya venía haciendo algunos trabajos por su cuenta, fue con Off the wall (1979) cuando la joven promesa comenzó a dar muestras de todo su potencial artístico.

3. La personificación del pop

Resulta prácticamente imposible pensar en Michael y no recordar el video de “Thriller”, toda una osadía -por su longitud y su presupuesto- para la época. Sin dudas, marcó un punto de inflexión dentro de la industria musical. El disco homónimo, en tanto, se convirtió en el más vendido de la historia (entre 51 y 65 millones de copias), récord que no ha logrado ser superado por ningún artista hasta el momento.

4. Las presentaciones en vivo

El vestuario estrafalario, el “moonwalk”, los movimientos de cadera… Cada tic del artista sobre el escenario parecía tan ensayado como refrescante, y conseguía arrancar aplausos y alaridos en el público. Con el tiempo, “Jacko” fue llevando su grandilocuencia al extremo, convirtiéndose así en uno de los entertainers más importante de todos los tiempos.

5. Las metamorfosis eterna

¿Cómo sobrevivir a los 80? La pregunta fue común a todos los artistas que tuvieron gloria en la década pop por excelencia. Algunos consiguieron salir airosos, otros quedaron en el camino. Pese a los escándalos y las graves acusaciones por abuso de menores que lo llevaron frente a la justicia una y otra vez, Michael se reinventó -en lo artístico y también en lo estético- y consiguió salir airoso antes de ser devorado por su propia tragedia.