Preocupa a ONG ayuda de EEUU a México en migración

Teme que aumente la violación de derechos humanos
Preocupa a ONG ayuda de EEUU a México en migración
Indocumentados
Foto: EFE

México – La ONG American Friends Service Committee (AFSC) alertó que la cooperación de Estados Unidos a México en materia migratoria puede contaminar de malas prácticas a los agentes locales a la hora de respetar los derechos humanos.

“Hemos visto las violaciones de DD.HH. cometidos por las instituciones de migración de Estados Unidos, y nos preocupa que estén aquí enseñando a agentes de México cuando no respetan las normas de EEUU”, dijo la coordinadora de Impacto de Políticas de AFSC, Kathryn Johnson.

Esta organización civil, que elabora informes en temas como la migración, los derechos humanos o las políticas públicas, realizó este mes una misión de trabajo de 15 días en el país junto a otras entidades.

En el marco de este viaje se reunieron con funcionarios de la embajada de Estados Unidos en México, quienes les hablaron de un reciente programa “entre agentes de migración de Estados Unidos -en el país hay 16 oficinas- y autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM)” de México, relató.

Este programa, que se implementó en julio pasado, “es muy opaco”, por lo que la ONG no pudo documentar casos claros de vulneraciones de derechos humanos, si bien remarcaron que tienen indicios de varios sucesos.

Pero esta vinculación en formación entre dependencias migratorias de ambos países sería solo la punta del iceberg.

Y es que desde que se implementó el programa Frontera Sur en julio de 2014, hay “un aumento en la detención y deportación de los migrantes, más que todo de Centro América en la parte sur de México”.

Están como deteniendo y deportando sobre todo a niñas y niños no acompañados, apuntó.

El fenómeno ha crecido en los últimos años en paralelo al incremento de la seguridad a raíz de que el presidente de EEUU, Barack Obama, alertara sobre la crisis migratoria en la frontera sur de México y apoyara con recursos económicos el control de la línea divisoria, dijo el coordinador de Paz de la ONG, John Lindsay-Poland.

Estas impresiones se asemejan a los datos de un análisis del pasado año de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, en inglés) sobre el plan Frontera Sur.

Este reveló que en los tres primeros meses de 2015, México deportó a 39.316 migrantes centroamericanos, un aumento del 79% frente al mismo periodo de 2014.

También ha cambiado la ruta, si antes se desplazaban en tren, ahora lo hacen por bosques y sitios más retirados.

“Están tomando rutas más peligrosas y por eso están cayendo en manos del crimen organizado. Hay más víctimas de extorsión, del Estado y del crimen organizado”, señaló Johnson.

En muchos casos tampoco se da información sobre los procesos de refugio existentes para muchos migrantes latinoamericanos que están huyendo de la violencia en sus países de origen, por lo que el porcentaje de los que solicitan refugio es pequeño.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, presentó en julio de 2014 el programa Frontera Sur, que busca que el flujo migratorio con Guatemala y Belice aumente, pero de un modo seguro, legal y ordenado.

Para ello se implementaron una serie de acciones destinadas a ordenar los cruces en la frontera sur e incrementar el desarrollo y la seguridad de la región.