¿Cometió un error grave Canelo? La mayor estrella vigente del boxeo enfureció a los aficionados

Saúl Álvarez no se ayudó al primero desafiar a Golovkin en el ring y luego aceptar una pelea que a nadie le interesa contra un total desconocido
¿Cometió un error grave Canelo? La mayor estrella vigente del boxeo enfureció a los aficionados
Saúl Álvarez ha tratado de ser desafiante y a la vez cauteloso para hacer posible la pelea más esperada del boxeo actual, contra Gennady Golovkin.
Foto: Getty Images

Saúl Álvarez se ha ganado un lugar especial entre los aficionados al boxeo con base en esfuerzo, disciplina, talento y cierta dosis de carisma. Su camino al estrellato que comenzó cuando siendo un adolescente de 13 años llegó a un gimnasio de Guadalajara, donde su hermano Rigoberto entrenaba con “Chepo” y Eddy Reynoso, terminó de desembocar el año pasado con una notable victoria sobre el legendario Miguel Cotto.

Tras el retiro de Floyd Mayweather y Manny Pacquiao (ambos siguen haciendo amagos de volver para una pelea más), Álvarez quedó como la figura más prominente del boxeo mundial, con el tremendo noqueador kazajo Gennady Golovkin como la segunda mayor estrella vigente, y se confirmó como tal con un impactante nocaut, tal vez el nocaut del año, el pasado mayo sobre Amir Khan.

Pero el anuncio de la semana anterior de que “Canelo” enfrentará a “GGG” hasta septiembre de 2017, posponiendo el pleito que los aficionados quieren ver ya, y luego otro de que se medirá este 17 de septiembre al desconocido británico Liam Smith, han hecho ver mal al estelar peleador mexicano.

“Estoy muy contento de poder anunciar mi siguiente combate contra Liam Smith, un tremendo peleador con poder noqueador, y dueño del título mundial superwelter OMB”, dijo Álvarez en un comunicado de su promotora Golden Boy Promotions el 24 de junio. “No tengo duda que esta pelea será de toma y daca, que llenará las expectativas de los aficionados”.

En realidad, el pleito no podría generar menos expectativas. Se trata de un combate irrelevante en el que “Canelo” no tiene nada que ganar a los ojos del público. El excampeón de peso mediano del CMB (perdió el cetro al desistir de pactar una defensa contra Golovkin) usará la pelea contra Smith solo para no dejar pasar en silencio el mes patrio de México, uno muy importante en el negocio del boxeo.

Y a partir de entonces, si no hay otro paso en falso, “Canelo” trabajará con su equipo en crecer su cuerpo, posiblemente pelear en mayo de 2017 ya en peso mediano natural (límite 160 libras) para hacerle frente a Golovkin sin ninguna desventaja física.

‘Hay que dejarnos de mam…’, ¿en serio?

Mientras que la estrategia de Álvarez es entendible, ésta no le ayuda frente al público porque aparece como un campeón que está anteponiendo el temor a la derrota. Ésa es la impresión que da.

“Canelo”, como mayor estrella que es (Golovkin no vende PPV’s como el tapatío), se ha ganado el derecho de establecer los términos de sus peleas, como siempre ha pasado con los grandes campeones. El problema es que él se “engalló” sobre el ring de la T-Mobile Arena de Las Vegas el 7 de mayo, minutos después de haber liquidado a Khan, y decirle a Max Kellerman, de HBO:

“Como decimos en México, hay que dejarnos de mam… Los cinturones aquí se hacen a un lado, hay que pelear por honor y por gloria nada más“.

Cuando el comunicador le preguntó si eso significaba que enfrentaría a “GGG” este año, el campeón dijo: “Ahorita mismo me vuelvo a poner los guantes”.

Retrasar peleas que el público quiere no es desde luego una cosa nueva. Óscar de la Hoya y Mayweather lo hicieron para eludir a rivales que eran muy peligrosos. El caso más presente, la postergación de Mayweather-Pacquiao por años al punto de que el combate que ofrecieron ya muy pasado el momento óptimo fue un fiasco. Pero esos dos, el “Golden Boy” y “Money” fueron de una especie aparte.

Históricamente, los grandes del ring aceptaron enfrentarse a lo mejor, sin rodeos; provocaron el clamor popular e hicieron relevante al deporte, sin dejar de ser grandes o taquilleros al eventualmente ser derrotados luego de tomar riesgos. Sucedió con todos, desde Sugar Ray Robinson hasta Muhammad Ali; de Roberto Durán a Julio César Chávez.

“Canelo” perdió bonos en cuestión de días.

Sus peleas grandes

1. Miguel Cotto (2015)

Venció por puntos al boricua para obtener el cetro de peso mediano CMB. Sin duda su más importante triunfo.

2. Floyd Mayweather (2013)

No tuvo ninguna oportunidad contra el supercampeón a quien apenas tocó en un evento que impuso récord de taquilla.

3. Amir Khan (2016)

Contra un rival en desventaja de tamaño, logró el KO más espectacular de su carrera en la nueva arena T-Mobile de Las Vegas.

4. Austin Trout (2013)

Unificó títulos de peso superwelter contra un rival que llegaba invicto y crecido tras vencer a Miguel Cotto en Nueva York.

5. Shane Mosley (2012)

El triunfo fue noticioso por el nombre de Mosley, pero en realidad deslucido contra un hombre 16 años mayor que él.