Obama quiere dejar legado en lucha por ascenso social de jóvenes minoritarios

Iniciativa “My Brother´s Keeper” está ayudando a afroamericanos y latinos a abrirse paso pese a la pobreza

Guía de Regalos

Obama quiere dejar legado en lucha por ascenso social de jóvenes minoritarios
Obama lanzó la iniciativa "My Brother´s Keeper" en febrero de 2014 para ayudar a jóvenes de minorías a evadir un futuro de violencia y fracasos.

WASHINGTON.- En muchos barrios pobres de EEUU, ser joven y de minorías es labrarse un sendero hacia la violencia, el encarcelamiento o la deserción escolar, por lo que funcionarios de la Administración Obama pidieron este miércoles mayor apoyo de los sectores público y privado a la iniciativa “My Brother´s Keeper”, como antídoto al estancamiento de jóvenes afroamericanos y latinos.

Durante un encuentro con un reducido grupo de periodistas, funcionarios de la Casa Blanca destacaron los logros de la iniciativa “My Brother´s Keeper” (“El guardián de mi hermano”), lanzada en febrero de 2014 y que formará parte del legado del presidente Barack Obama en el área de justicia social.

Obama lanzó la iniciativa, conocida por su sigla en inglés “MBK”, para ayudar a los jóvenes de minorías, principalmente afroamericanos y latinos, a salir de la pobreza y de la violencia a través de políticas públicas, programas comunitarios de educación y empleo, y proyectos financiados por el sector privado.

Según Broderick Johnson, presidente de “MBK”, más del 80% de las recomendaciones incluídas en la iniciativa ya han sido adoptadas, o están bastante encaminadas.

No es sólo para afroamericanos

Como ejemplo del alcance de “MBK”, Johnson dijo que grupos hispanos en Los Angeles, Miami, Nueva York, Boston, y Detroit, están ampliando los servicios para jóvenes latinos atrapados en ciclos de pobreza y violencia, porque la idea es darles “esperanza” y oportunidades.

En particular citó el caso de Malachi Hernández, un joven latino que creció en un hogar pobre y rodeado de violencia doméstica en el área de Boston (Massachusetts), pero que asegura que “MBK” le cambió la vida.  Hernández, de 17 años, consiguió una pasantía en la alcaldía y ha solicitado a varias universidades para estudiar ciencias políticas o educación.

Hasta la fecha, cerca de 250 comunidades en todo el país y en Puerto Rico se han sumado a “MBK”, incluyendo las diez ciudades más grandes de EEUU, entre éstas Nueva York, Los Angeles (California), Chicago (Illinois), Houston (Texas) y Filadelfia (Pensilvania), según un informe de la Casa Blanca.

Además, empresas del sector privado y organizaciones filantrópicas han invertido más de $600 millones en las iniciativas de “MBK”, y mil millones de dólares en financiamiento a través de bancos comunitarios para programas académicos y de mentores.

Una escurridiza reforma judicial

Por su parte, la principal asesora política de Obama, Valerie Jarrett, destacó la urgencia de reformar el sistema judicial, tomando en cuenta que los afroamericanos y los latinos tienen mayores probabilidades de ser encarcelados por infracciones menores, o de recibir duras y desproporcionadas sentencias carcelarias.

Hasta ahora, el Congreso aún no ha aprobado medidas para reducir las sentencias mínimas obligatorias, y Obama ha tenido que recurrir a acciones ejecutivas para conmutar  la sentencia carcelaria de unas 348 personas,  una cifra mayor a la de los últimos siete presidentes juntos.

chart_060316_commutations[1]

EEUU tiene a 2,2 millones de personas tras las rejas, a un costo anual de $80,000 millones, un fenómeno “insostenible” que tiene un alto costo humano y para las familias, dijo Jarrett.

El mes pasado, los departamentos de Educación y Justicia anunciaron un programa piloto con 67 universidades, para dar becas “Pell” a unos 12,000 jóvenes encarcelados para que puedan financiar su educación universitaria o capacitación vocacional.

Jarrett destacó que el sistema de la Universidad de California no toma en cuenta los antecedentes penales de un estudiante como factor determinante para el ingreso a la universidad.

La reinserción civil es, con frecuencia, la parte más dura para muchos jóvenes expresidiarios y, según Jarrett, el gobierno alienta a las empresas a que les den una “segunda oportunidad” para que su pasado criminal no sea una traba permanente.

“Cuando la gente sale de la cárcel afronta dramáticas desventajas… le fallamos a tantos de nuestros jóvenes” al no reformar el sistema de justicia criminal, dijo Jarrett, al recordar que EEUU es un país que cree “en las segundas oportunidades”.

Hasta la fecha, más de 112 compañías y organizaciones que emplean a más de 1,5 millones de personas se han comprometido a contratar a exconvictos calificados.

Los funcionarios expresaron confianza en que la “MBK” no sea moda pasajera sino parte del legado de Obama, gracias en parte a que la iniciativa contiene numerosos proyectos a largo plazo y tiene el apoyo político de varios alcaldes y comunidades.

Algunos estados, como Nueva York, ya han incorporado las iniciativas de “MBK” en su presupuesto estatal.

Otro incidente de violencia

Los funcionarios promovieron la iniciativa “MBK” en unos momentos en que la muerte de otro afroamericano a manos de dos policías blancos, esta vez en Louisiana, volvió a generar ira entre la comunidad negra del país.

Alton Sterling, de 37 años, conocido popularmente como “el hombre de los CDs” porque vendía los CDs de música en las calles de Baton Rouge, aparentemente fue atacado por la policía la madrugada de ayer mientras intentaba arrestarlo afuera de la tienda “Triple S Food Mart”.

Al parecer, una persona llamó a la policía para denunciar que Sterling presuntamente la amenazó con un arma.

El Departamento de Justicia dijo hoy que encabezará la investigación del incidente, cuya grabación se ha vuelto viral en las redes sociales.

En lo que va del año, al menos 505 personas han muerto a manos de agentes de la policía, según un análisis del diario “The Washington Post”.