Miles de activistas bloquean autopista en el norte de California

Tras la muerte de varios hombre afroamericanos a manos de policías, se han dado protestas a lo largo del país de #BlackLivesMatter
Miles de activistas bloquean autopista en el norte de California
Más de 1,000 personas se montaron en la autopista 880, en protesta contra la brutalidad policial.
Foto: Captura/Twitter

Las muertes de Noble Dylan, Alton Sterling y Philando Castile han nuevamente encendido la llama que cada año arde en EEUU — muertes de afroamericanos a manos de agentes policiacos, cada una con video que acompañe las trágicos incidentes y que mantiene el movimiento Black Lives Matter vigente.

Protestas del movimiento, que denuncia la impunidad en casos de brutalidad policial contra minorías, se dieron a lo largo del país, y en el estado de California.

Una de las más grandes se dio en Oakland, en el norte de California, donde miles de activistas bloquearon el paso en la carretera interestatal 880. La protesta dio inicio a las 8 de la noche, y las autoridades no lograron despejar el tramo de la autopista, que conectaba al centro de Oakland, hasta la 1 de la mañana.

Más de 1,000 personas ocuparon ambos tramos de la autopista, clamando “¡sin justicia no habrá paz!”, con cartelones en lo alto, exigiendo se hiciera justicia por la muerte de los hombres, ocuridas en Fresno, California, Minnesota y Louisiana.

//platform.twitter.com/widgets.js

Y, a diferencia del atroz suceso en Dallas, Texas, que se produjo tras llevarse a cabo una protesta pacífica, también en pro de Black Lives Matter, con la matanza de cinco agentes policiacos, el evento en Oakland no se tornó violento.

En Los Ángeles se dio también una protesta la noche del jueves, frente al Ayuntamiento de la ciudad, antes de llevar su clamo por justicia a las calles. También este evento fue pacífico.

//platform.twitter.com/widgets.js

Mientras tanto, ante los casos de brutalidad policial que fueron captados en video, los tres, el FBI y otras agencias policiales han tomado cartas en el asunto e investigan los hechos. El presidente Barack Obama también denunció los actos.

“Como estadounidenses, a todos nos deben molestar estos tiroteos porque no son incidentes aislados. Son síntomas de un conjunto más amplio de desigualdades raciales que existen en nuestro sistema de justicia criminal”, dijo Obama.