Litzy siente que su personaje en ‘Señora Acero’ es el más positivo

La guapa actriz siente que muchas se pueden sentir identificadas con Aracely
Litzy siente que su personaje en ‘Señora Acero’ es el más positivo
Mira por qué siente que su personaje es positivo.
Foto: Gustavo Caballero / Getty Images

Litzy regresó a ‘Señora Acero 3, la Coyote’ con su personaje de Aracely, y feliz asegura que, pese a todo lo que ha vivido, ella es lo más positivo que tiene la súper serie de las 10/9 PM Centro de Telemundo.

Al personaje de la actriz mexicana le ha pasado de todo, y siempre se ha levantado para seguir luchando. En la primera temporada era adicta a las drogas y prostituta, en la segunda se dedicó a la cantada y se obsesionó con un guapo abogado y terminó presa pensando que había asesinado a ese hombre. Ahora regresó saliendo de la cárcel y con la sorpresa que se convirtió en mamá.

“Siempre está evolucionando, pero siempre tiene esa chispa que la caracteriza, la de salir adelante. Ella tiene buen corazón y cree en el amor, en el ‘Príncipe Azul’, y por eso se da de topes porque confía en la gente equivocada, pero siempre se vuelve a levantar y vuelve a creer, y es leal con quienes la rodean. Yo disfruto mucho ese rasgo de Aracely”, nos explica emocionada Litzy quien dice que está lista para conquistar al público nuevamente.

Saludos a todos desde el “Rancho Acero”?#sraacero3 #aracely #loqueseviene #melted #mamarillo #telemundo #estrenomartes19dejulio

A photo posted by Litzy (@litzyoficial) on Jul 13, 2016 at 2:11pm PDT

Pregunta: ¿Qué sientes como actriz al ver que tu personajes fue evolucionando y cambiando?

Litzy: Es un reto todo el tiempo. Al principio con la drogadicción, la prostitución fue algo que me daba nervio ese reto, era algo ajeno a lo que ya había hecho y a mi vida personal… No sabía cómo hacer para que la gente me lo crea, fue investigar, soltarme y olvidarme de tabúes, de juzgar al personaje, de quién soy yo, de cómo crecí. Yo soy hija de general del ejercito mexicano, entonces era todo estricto, en orden… Y sobre todo olvidarme de que ¡mi papá lo puede ver!…Creo que la primera parte salió muy bien, y la gente se lo creyó. La segunda viene con la parte musical, ya sin la adicción a las drogas, pero sí a Mario Casas (el personaje de Rodrigo Guirao) que aunque la trata mal y le hace cosas truculentas es tan bello que ella se derrite por él, y le sale un tipo loquísimo. Al final ella se desquicia y se venga de él. Ella es muy buena pero lo drogó, y creyó que lo mato. Por eso pasan estos tres años y estoy en la cárcel en Argentina. Sin embargo, sobrevivo y me hago amiga de las presas, ella siempre se adapta porque ella perdió todo, en especial a su amiga Sara.

P: Pero resulta que no lo mató, que sale de la cárcel, ¿y tiene una hija?

L: Cuando ella sale es que viene lo bueno, su nuevo reto, cuando leía los libretos no me imaginaba que Aracely iba por este nuevo camino de ser mamá. Una mujer exdrogadicta, exprostituta que solamente se dedicaba a sobrevivir el día a día, y de pronto con un bebé en las manos. Pero ella se agarra de su hija y es su vida, todo el motivo ahora va a ser su hija.

P: Esta es una serie fuerte de narcotráfico, trata de personas, migración… ¿sientes que solo tu personaje muestra un lado positivo?

L: Sí y me siento con la responsabilidad de lograrlo, de hacerlo verdadero de que la gente que lo vea y se sienta identificada, no se pueden identificar con el ‘Indio Amaro’ que va por la vida matando a la gente, pero con un personaje como el de Aracely sí se pueden. Yo conozco miles de mamás solteras, chavas que han andado en la droga y después se superan, que se han divorciado y luego conocen al amor de su vida. Para mí el mayor reto y la mayor responsabilidad es hacerlo verdadero, meterme en el personaje, ponerme en los zapatos de Aracely, y no es fácil porque si uno no dices las cosas con verdad la gente se da cuenta.