México: Maestros disidentes lanzan ultimátum a Peña Nieto

Amenazan con no iniciar el próximo ciclo escolar, sino se deroga antes la reforma educativa
México: Maestros disidentes lanzan ultimátum a Peña Nieto
Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se manifiestan a las afueras de la Secretaría de Gobernación.
Foto: EFE

México – Los docentes mexicanos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) amenazaron hoy con no iniciar próximo ciclo escolar 2016-17 sino se atienden las demandas por las que entraron en paro el 15 de mayo, entre ellas, la derogación de la reforma educativa.

“Si no tenemos respuestas significativas, entre ellas, echar abajo la reforma educativa en todo el país (…) No podemos iniciar el nuevo ciclo escolar hasta no echar atrás la reforma”, dijo Pedro Gómez Bámaca, líder de la CNTE en el estado de Chiapas en un mitin en el Zócalo capitalino.

El dirigente magisterial advirtió también que si sus demandas siguen sin ser escuchadas tomarán “acciones de presión de mayor nivel” como cerrar los cruces fronterizos internacionales en el sur con Guatemala y en el norte con Estados Unidos o tomar accesos a refinerías petroleras y vías férreas, entre otros.

En su turno, Enrique Enríquez, secretario general de la CNTE en la Ciudad de México, pidió a sus colegas exigir la abrogación de la reforma educativa de 2013, impulsada por el actual presidente, Enrique Peña Nieto.

Asimismo, pidió apoyar el proyecto alternativo de educación que este sindicato disidente presentará en los próximos días.

Además, respondió a los empresarios sobre las demandas que interpondrán en contra de los maestros por los daños causados en sus negocios en diferentes estados como Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Ciudad de México.

“Los empresarios exigen al Gobierno que solucione este problema y nosotros también lo exigimos, (…) los empresarios están en su derecho a interponer los amparos que quieren pero tienen la obligación de aumentar el salario de sus trabajadores y no solo aumentar sus utilidades”, señaló Enríquez.

El dirigente recordó que el sindicato exige la “reinstalación inmediata” de los docentes que fueron cesados de sus puestos tras las evaluaciones a las que fueron sometidos y la liberación de los los presos políticos.

Este miércoles, los maestros disidentes tomaron, de manera pacífica, el Zócalo capitalino, plaza en la que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, les había impedido el paso en varias ocasiones.

La CNTE calificó su acción de “histórica” ya que llegó a la plaza mayor de esta capital por segunda vez en una semana, la primera luego de realizar una operación hormiga, entrando en pequeños grupos dispersos.

Por otro lado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, pidió hoy al sector empresarial -que alega graves pérdidas económicas por las protestas del magisterio- que valore los avances logrados derivado del diálogo y la negociación que se tiene con los maestros disidentes.

Según recoge un boletín de la Secretaría de Gobernación (Segob), el ministro resaltó que “a partir de los avances en el diálogo entre las partes se ha venido resolviendo el cierre de carreteras y el bloqueo de vías del tren”.

“Los resultados del diálogo, comentó, están a la vista”, apuntó Osorio, mostrando un punto de vista que, como en anteriores ocasiones, apenas coincide con el posicionamiento ofrecido por la CNTE.

Los maestros de la CNTE, organización con unos 200,000 afiliados y con gran fuerza en los estados del sur del país, se mantienen en huelga desde el pasado mayo, y desde entonces han reforzado sus protestas contra la reforma promulgada por el actual Gobierno con marchas, plantones y bloqueos carreteros.

En la capital mantienen un plantón en la céntrica Plaza de la Ciudadela.