Los Pesticidas: Poniendo en peligro a los niños al regresar a clases

Es difícil creer que nuestras escuelas no están protegidas de los pesticidas, y que sólo un cerco de metal separa los campos de los estudiantes.

Los Pesticidas: Poniendo en peligro a los niños al regresar a clases
Trabajadores agrícolas continúan a ser expuestos a enfermedades y peligros de los pesticidas.
Foto: AP

En California, varias comunidades rurales se encuentran rodeadas de campos agrícolas donde se aplican toneladas de pesticidas— químicos tóxicos para eliminar los insectos y las plagas que dañan los frutos del campo. Aunque la intención es eliminar las plagas, dichos pesticidas se desvían del lugar donde se aplican y llegan a depositarse en el agua, en los recipientes abiertos de alimentos y en los hogares que se encuentran en medio de la actividad agrícola. Dada esta situación, los niños en las comunidades rurales son más propensos a sufrir los daños causados por los tóxicos de pesticidas no sólo en el hogar, ¡sino también en las escuelas que se encuentran rodeadas por campos de fresa, naranja, y uvas entre otros productos agrícolas!

Es difícil creer que nuestras escuelas no están protegidas de los pesticidas, y que sólo un cerco de metal separa los campos de los estudiantes. Más alarmante aún es saber que las escuelas a las que asisten los estudiantes de origen latino son más expuestas a los pesticidas. De hecho, un estudio por el Departamento de Salud Pública de California en el 2014 encontró que los niños latinos tienen un 91% más de probabilidad de asistir a las escuelas donde el uso de pesticidas es un problema de salud.

Muchos padres latinos mandan a sus hijos a la escuela con la idea que las escuelas tendrán un ambiente seguro y saludable para un mejor aprendizaje. Sin embargo, resulta que los niños que asisten a las escuelas donde se aplican pesticidas sufren de mareos, ataques respiratorios y varios otros malestares que afectan el desempeño escolar. Lo más preocupante es que los niños todavía están en plena etapa de desarrollo. Es importante recalcar que la exposición a los pesticidas resulta en problemas respiratorios y daños a los nervios, así como otros problemas médicos a lo largo de la vida, a los cuales nunca enfrentarán otros niños que no viven en áreas rurales.

Los agricultores no son culpables porque no reciben ningún apoyo para mantener su producción sostenible. En realidad, es la responsabilidad de los reguladores del Estado gestionar mejores prácticas que desincentivan el uso de los pesticidas dañinos en los alrededores de donde vive la gente. Por esta misma razón, los padres de familia y los maestros en California están exigiendo que el Departamento de Regulación de los Pesticidas implemente protecciones que limiten el uso de pesticidas tóxicos así como establezca las zonas de protección de una milla donde se prohíbe la aplicación de pesticidas. Es de suma importancia que el Departamento implemente protecciones que aseguran el bienestar de los niños.

Adriana Murguia is a policy fellow with PAN North America based in Sacramento.