Sinaloa se desangra tras captura de “El Chapo”

Autoridades opinan que la lucha entre cárteles y bandas por dominar las rutas del narcotráfico en Sinaloa es la causa de la violencia que sufren sus pobladores
Sinaloa se desangra tras captura de “El Chapo”
Los carteles de narcotráfico escalaron su nivel de violencia.
Foto: Getty

MÉXICO.- La víspera del Grito de Independencia, el cadáver de un hombre maniatado y con el tiro de gracia apareció en la colonia La Sierra del puerto de Mazatlán, Sinaloa, frente a una descuidada parada de autobuses, sobre la calle de tierra.

No era la primera vez que un cuerpo se exhibía de esta manera. Diez días atrás en la misma ciudad pero enfrente de un supermercado y justo en otra parada de autobuses se abandonaron a la intemperie, cuatro cuerpos semidesnudos y con las manos y pies atados.

Las autoridades de seguridad del estado afirman que estas acciones que en los últimos meses son el pan de cada día en la entidad entre balaceras y hombres armados, son actos de demostración de fuerza de bandos que, tras la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán – en enero pasado- se disputan el control del tráfico y venta de droga.

Específicamente  los Guzmán Loera (cartel de Sinaloa) contra los Beltrán Leyva (cártel del Pacífico) y los hijos del capo conocidos como “Los Chapitos” contra “Los Dámaso”, gatilleros de Dámaso López Nuñez, un exjudicial que fue brazo derecho del Chapo hasta su captura y, según la prensa local, hoy tiene el control de la organización.

La ola de violencia aumenta en Sinaloa.
La ola de violencia aumenta en Sinaloa. Foto: Archivo

“Se reacomodan y disputan la plaza”, explicó de manera general Jesús Antonio Sánchez, subprocurador general de Justicia de la región sur sinaloense donde se han concentrado los hechos más violentos junto con la zona serrana.

El gabinete de Seguridad y Justicia del Estado realizó recientemente un recorrido con la prensa local para dimensionar las consecuencias de las rivalidades que han desplazado a más de 300 familias desde junio pasado en los poblados de Arroyo Seco, Huixiopa, La Palma, San José Barranco y la Tuna.

En esta última población, donde nació El Chapo Guzmán, el pasado mes de junio un grupo de sicarios al mando de Alfredo Beltrán Guzmán, hijo de Alfredo Beltrán Leyva “El Mochomo” (actualmente preso) ingresó al poblado en busca de Aureliano Guzmán”El Guano” para matarlo.

Pero no lo encontró. Sólo mataron a Ángel Guzmán, sobrino de Joaquín Guzmán, y a otros acompañantes que intentaron repeler la agresión que no terminó hasta que se metieron a la casa de la señora Consuelo Loera, madre del Chapo, y se llevaron dos motocicletas.

El semanario local Río Doce afirma que fue “El Guano”, un supuesto medio hermano del Chapo, quien reactivó la guerra entre los cárteles al enviar matar a Ernesto Guzmán Hidalgo, suegro de “El Mochomo”, que  en abril pasado se encontró muerto con el dedo índice cortado y guardado en el bolsillo para señalarlo como “soplón”.

Tras la recaptura de “El Chapo” tras la fuga del penal de Almoloya, el número de asesinatos en el estado comenzó a repuntar y pasó de 77 en enero a 117 en febrero, según recuentos del periódico El Debate que siguió mes con mes la cuenta de estos crímenes que a la fecha se mantiene a un ritmo mensual de 110 muertes violentas.

?>