Presente su resumé para puestos en el próximo gobierno de Estados Unidos

Los latinos están subrepresentados en nombramientos a puestos federales y una excusa común es que "no hay suficiente latinos cualificados". Dos organizaciones latinas se dedicarán a crear un banco de resumés para eliminar esta razón.
Sigue a La Opinión en Facebook
Presente su resumé para puestos en el próximo gobierno de Estados Unidos
Julián Castro es uno de cuatro miembros latinos en el gabinete del Presidente Barack Obama.
Foto: Archivo

Para quienes vienen de América Latina, el nepotismo en la repartición de cargos públicos no es nada nuevo. El nepotismo es entendido como la preferencia que tienen funcionarios públicos para dar empleos a familiares o amigos sin importar el mérito para ocupar el cargo, sino su lealtad o alianza.

En Estados Unidos, sin embargo, el nepotismo se considera corrupción, pero eso no quiere decir que no exista. De hecho, según explicó este martes Hector Sánchez, del National Hispanic Leadership Agenda (NHLA), el nepotismo “abunda” en las designaciones a miles de puestos del gobierno federal en Estados Unidos, y es en parte la razón por la que algunos grupos, como los latinos, están menos representados en estos.

“Esta práctica es fuerte en el gobierno federal estadounidense”, dijo Sanchez. “Cuando preguntamos por qué no estamos bien representados, nos dicen que no hay suficientes latinos cualificados para los cargos y para obtener apoyo de los partidos, hay que ser una superestrella. Eso es inaceptable”.

Los cargos van a personas conocidas o del “network” de quienes contratan, apunta Sánchez.

Un nuevo gobierno -con un nuevo presidente o presidenta- tiene la posibilidad de hacer hasta 6000 nombramientos a cargos que van desde los más básicos, para profesionales principiantes, hasta miembros de gabinete y embajadores, dijo a su vez Cesar Blanco, director interino de la Fundación Latino Victory.

Ambas organizaciones se aliaron para lanzar una iniciativa que pretende ayudar a los solicitantes latinos a presentar su resumé y calificaciones ante el gobierno federal, asesorarlos y prestarles ayuda para que puedan acceder a esos miles de puestos que estarán disponibles en los próximos años, especialmente a partir del 20 de enero, cuando el nuevo presidente toma posesión del cargo.

La “Iniciativa del Talento Latino” creará un banco de talento que estará disponible para el futuro presidente y su gobierno, con resumés de miles de latinos con experiencia en diferentes áreas y “listos” para tomar cargos de importancia. Para más información sobre cómo presentar su resumé, busque aquí http://latinovictory.us/latinotalentinitiative/

Sánchez y Blanco consideran que este año, es más importante que nunca empujar a latinos hacia puestos en donde pueden hacer una diferencia.

“No hay duda que la elección de este año es una de las más importantes de la historia moderna”, djio Blanco. “Queremos asegurarnos que no pueden usar la excusa de “no encontrar a candidatos latinos cualificados” porque tendremos listo un archivo de aspirantes de donde podrán escoger.

Obama: récord no estelar de nombramientos latinos

Según el National Institute for Latino Policy, el presidente Barack Obama no tiene un récord estelar de nombramientos hispanos, pero no está solo. Tradicionalmente, los latinos son aproximadamente un 8% de las designaciones a nivel federal, a pesar de ser 18% de la población. Un estudio de NILP dado a conocer hace un año señaló que Obama nombró a 110 latinos de 1,572 designaciones desde 2009 hasta 2015, esto es un 7.1%, un poco más bajo del nivel histórico reciente.

Curiosamente, los nombramientos de latinos se dan más en épocas ANTES de las elecciones que DESPUÉS de las mismas, según otro análisis de NILP. “Nombramientos de latinos llegan a un punto alto en el año antes de una elección presidencial y al más bajo en el año posterior a las elecciones”, señala un reporte de la organización.

Hace casi un año, NHLA lanzó una campaña para obtener un compromiso de los principales candidatos presidenciales en Estados Unidos, para designar a por lo menos cuatro latinos para el gabinete presidencial. El grupo recibió respuesta de la campaña de Hillary Clinton, que ha estado en comunicación con ellos y se ha comprometido a una “representación justa” de los latinos, aunque no a un número específico de ellos.

“De la campaña de Trump no hemos recibido respuesta”, dijo Sanchez, quien dijo que la organización se reunirá pronto con la campaña de Clinton. “La demócrata nos ha dicho que está comprometida a tener un gabinete diverso”.

Si la historia es testigo, sin embargo, hay puestos de gabinete que hasta ahora parecen fuera del alcance de un ciudadano estadounidense de origen latino, y entre ellos están los cargos claves de Secretario de Estado, Tesoro y Defensa.

Un solo latino ha sido procurador de justicia y este fue Alberto Gonzales, quien sirvió en el segundo período del presidente George W. Bush. Ha habido dos Secretarios del Interior: Manuel Luján, bajo el primer presidente Bush y Ken Salazar, en el gobierno de Obama. Dos latinos han servido como Secretarios del Trabajo: Hilda Solis, ahora supervisora del condado de Los Angeles y Thomas Perez, quien sucedió a Solis, ambos nombrados por Obama.

Tres latinos han servido como Secretarios de Vivienda y Desarrollo Urbano, incluyendo al actual, Julián Castro. Ha habido dos latinos Secretarios de Energía y uno de Transporte, así como un Secretario de Educación.

Ningún latino ha sido Secretario de Veteranos, o de Seguridad Nacional hasta el momento.