Michaela, la empresaria que brinda apoyo a transgéneros de la mejor manera

Busca reflejar la diversidad de género en centros laborales y que disminuya la tasa de desempleo de este colectivo
Michaela, la empresaria que brinda apoyo a transgéneros de la mejor manera
Jessye Zambrano (i) atiende al público mientras su jefa, la empresaria Michaela Ivri Mendelsohn (c) habla con otra trabajadora. / EFE
Foto: EFE

Tras contratar hace cuatro años a su primera empleada transgénero, la empresaria Michaela Ivri Mendelsohn sentó las bases de lo que hoy en día es el mayor proyecto de Estados Unidos para aumentar la presencia de trabajadoras de este colectivo y reducir así su la elevada tasa de desempleo.

“Estamos recibiendo una cantidad tremenda de interés por parte de otros estados y asociaciones del país. Queremos realmente tener éxito aquí para poder expandirnos”, aseguró en entrevista Mendelsohn, que completó su transición de hombre a mujer en 2005.

La empresaria transgénero Michaela Ivri Mendelsohn es dueña de 14 locales de la cadena de tiendas Pollo Loco./ EFE
La empresaria transgénero Michaela Ivri Mendelsohn es dueña de seis locales de la cadena de tiendas Pollo Loco. (Foto: EFE)

Cuenta Mendelsohn que la idea de fundar el proyecto surgió después de conocer a Kristy Ramírez, una mujer transgénero que fue “tratada muy mal” y “despedida” de manera ilegal de su trabajo anterior.

“Me abrió los ojos y me di cuenta de la suerte que yo había tenido al haber realizado la transición como la dueña de mi propio negocio y que no tenía que preocuparme de mantener mi trabajo o dónde obtendría el siguiente”, aseveró la empresaria, dueña en la costa oeste de la mayor franquicia de la cadena de restaurantes El Pollo Loco.

Michaela Ivri Mendelsohn (d) habla con Jessye Zambrano (i) en su tienda El Pollo Loco en Los Ángeles. / EFE
Michaela Ivri Mendelsohn (d) habla con Jessye Zambrano (i) en su tienda El Pollo Loco en Los Ángeles. (Foto: EFE)

Ramírez se convirtió así en la primera de las 16 empleadas transgénero que en la actualidad trabajan en los seis locales que posee Mendelsohn.

De los 150 empleados que integran la plantilla de los restaurantes, hasta un 12 por ciento son mujeres transgénero y aunque se trata de una cifra “muy alentadora”, la emprendedora matizó que no refleja la realidad laboral de la comunidad transgénero, cuya tasa de desempleo a nivel nacional “duplica la media de la población general”.

Los locales de esta empresaria neoyorquina se integran en lo que se conoce como el proyecto “California Transgender Workplace”, una iniciativa respaldada por la Asociación de Restaurantes de California, que a modo de incentivo costea las primeras 60 horas de trabajo de los nuevos empleados contratados que pertenezcan a este colectivo.

Para muchas mujeres transgénero, el referido proyecto —que busca reflejar la diversidad de género en los centros laborales— supone la primera oportunidad que tienen de incorporarse al mercado con un “trabajo digno”, donde se les evalúa por sus aptitudes.

Pero Mendelsohn también promueve que las mujeres transgénero con ambición o con una sólida experiencia laboral, se sumen a su plantilla con puestos de responsabilidad.

“Un cuarto de las chicas que hemos contratado en los últimos cuatro años ha logrado ascender y obtener un puesto de gestión”, explicó la empresaria.

Ejemplo de superación

Uno de los casos más recientes es el de Jessye Zambrano quien, tras emigrar hace 14 años a Estados Unidos huyendo del estigma social que le perseguía en su México natal, ahora es administradora de una de las tiendas El Pollo Loco en Los Ángeles.

“Ha sido una experiencia extraordinaria y por nada la cambiaría. En este momento estoy plenamente satisfecha con lo que estoy haciendo. Me siento muy confortable de estar trabajando aquí”, aseveró la mexicana.

La empleada explicó que tener a una jefa transgénero como Mendelsohn constituye una “gran ventaja”, porque al no sufrir discriminación ni acoso en el trabajo puede tener un mejor rendimiento laboral.

Jessye Zambrano llegó a EEUU hace 14 años. / EFE
Jessye Zambrano llegó a EEUU hace 14 años. (Foto: EFE)

“Se nos trata con respeto. Con ella, siempre y cuando cumplas con tu trabajo, va a reconocer tu desempeño”, agregó Zambrano.

A mediano y largo plazo, el objetivo de Mendelsohn es que “California Transgender Workplace” sea el modelo de negocio a seguir para las empresas del sector hotelero y de servicios.

“La mujer transgénero es una gran empleada si se le concede la oportunidad de trabajar”, concluyó la empresaria, oradora y activista a favor de la igualdad de la comunidad transgénero.