La Opinión te recomienda: Sí a la Proposición 58

La Proposición 58 es un paso importante hacia un sistema educativo que ofrezca mejores resultados para todos los estudiantes y para el futuro económico de California
La Opinión te recomienda: Sí a la Proposición 58
Ángela Morales y su marido Germán Hulguin con su hijo bilingüe Samuel.
Foto: AP

La virtual eliminación de los programas de educación bilingüe en California, aprobada por los votantes en 1998, no resultó la panacea que sus partidarios prometían.

¿Qué es la Prop 58? Haz clic para informarte

Han pasado 18 años y los estudiantes aprendices del inglés –uno de cada cinco en las escuelas de California- aún tarda demasiado tiempo en aprender el idioma, y sus niveles de escolaridad siguen estando por debajo de los estudiantes que hablan inglés como lengua nativa.

Cada vez son más las investigaciones que comprueban que las escuelas que obtienen mejores resultados en el aprendizaje de idiomas y de materias son las que implementan programas más creativos como los de “doble inmersión”, que permiten el aprendizaje en dos idiomas para estudiantes nativos e inmigrantes.

De hecho, mientras persiste la brecha educativa entre los aprendices del inglés y los estudiantes nativos, en distritos y escuelas donde se utilizan otro tipo de programas como el de “doble inmersión”, los resultados han mejorado considerablemente para todos.

La Proposición 58 revierte el mandato de “inmersión total en inglés” como principal opción de la educación pública y permite la incorporación de nuevos programas que hoy en día están dando mejores resultados para los estudiantes, aparte de enseñarles dos y hasta tres idiomas.

No se trata de volver a la educación bilingüe de antaño, en la que sólo se enseñaba a los niños en su idioma natal, sino de reconocer que los distritos escolares y los padres deben tener la suficiente flexibilidad en implementar los mejores programas para las necesidades locales.

California es uno de los estados más diversos del país, que necesita más graduados bilingües y multilingües en el futuro. La Proposición 58 ofrecerá la flexibilidad y libertad necesaria para que los distritos y escuelas públicas puedan ofrecer programas que ya son muy populares en escuelas “charter” o privadas.

Esto no significa que sea un reto sencillo, ya que requerirá consistencia y apoyo estatal en el futuro. La falta de suficientes profesores bilingües sigue siendo una desventaja, pero la semilla trae consigo la futura planta: los graduandos bilingües de hoy podrían ser los maestros del futuro, o los profesionales adeptos en dos o tres lenguas, listos para emprender diversas profesiones, que son tan comunes en otros países del mundo y no en los Estados Unidos.

La Proposición 58 es un paso importante hacia un sistema educativo que ofrezca mejores resultados para todos los estudiantes y para el futuro económico de California.

Vote sí en la Proposición 58, la “Ley para permitir idiomas adicionales al inglés en la educación pública”.