Ladrón, violador y pedófilo: cargos que enfrenta un hombre de Riverside

Pedro Paredes Ramírez habría cometido varios robos, agresiones y abusos sexuales contra mujeres y niñas
Ladrón, violador y pedófilo: cargos que enfrenta un hombre de Riverside
Pedro Paredes Ramírez abusó sexualmente de una menor, robó en una casa y atacó a varias personas en espacio de solo una hora.
Foto: Policía de Riverside

La Policía de Riverside detuvo el lunes a Pedro Paredes Ramírez, de 31 años y residente de Moreno Valley, por ser el presunto autor de una cadena de crímenes que tuvieron lugar el domingo 9 de octubre.

Ramírez, antiguo residente del vecindario de Arlanza, está acusado de cometer crímenes de asalto y agresión sexual contra mujeres y niñas en el vecindario, así como robos y allanamiento.

La Policía recibió tres avisos diferentes entre las 3:47 a.m. y las 4:28 a.m. alertando sobre un intruso que merodeaba por el barrio.

El primer incidente tuvo lugar sobre las 3:47 a.m. en una vivienda situada en el 6900 de Adler Place. Una mujer entró en el dormitorio de su hija y encontró a un hombre desconocido, después identificado como Ramírez, cometiendo actos lascivos con su hija menor de edad. La ventana del cuarto de la niña había sido forzada.

El padre consiguió ahuyentar a Ramírez y avisó a la policía. Los agentes se encontraban en el domicilio de la familia cuando recibieron el segundo aviso, cerca de media hora después del primero. Se había producido un robo en el 9800 de Cypress Ave donde un sospechoso con la misma descripción que el primero había allanado una casa y atacado a una mujer y su niño antes de darse a la fuga.

Cerca de 20 minutos más tarde, llegó el tercer aviso, procedente del 6800 de Comstock Avenue: un residente de la zona reconoció el vehículo de Ramírez tras haber recibido la alerta por la presencia de un merodeante en la zona y cuando escuchó ladrar a perros salió a investigar. El hombre y su primo descubrieron a Ramírez rondando en torno a una casa, se enfrentaron a él e intentaron atraparlo, y aunque consiguió escaparse consiguieron proporcionar una descripción más detallada del individuo y su vehículo y la policía pudo identificarlo y arrestarlo al día siguiente.

La policía incautó su auto, un GMC Yukon XL, y cree que también ha tenido acceso a un Nissan Sentra blanco de finales de los 90 y un Nissan Altima blanco.

Los agentes han dicho también que sospechan que Ramírez tiene relación con una serie de crímenes anteriores, y han conseguido relacionarlo con otras investigaciones en las que se había creado un retrato robot mediante las descripciones de las víctimas que coincide con la apariencia de Ramírez. Ha sido identificado ya en al menos dos de esos casos, según comunicó la policía.

Ramírez permanece retenido en el Robert Presley Detention Center bajo fianza de $1 millón. Se le está investigando por tres posibles cargos de asalto con la intención de cometer violación, cometer un acto sexual con un menor de 14 años, robo residencial en primer grado, y alegaciones de que es un agresor sexual reincidente.