Magali González, la quinceañera que envejeció antes de tiempo

Magali Gonzalez Cumpliendo el suelo de bailar con su padre al cumplir sus 15 años
Magali Gonzalez Cumpliendo el suelo de bailar con su padre al cumplir sus 15 años
Foto: LUIS ROBAYO / LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images

Esta es la historia de Magali Gonzalez, ella nació sana, pero a los 10 meses de vida. “Su piel comenzó a cambiar, se acartonó, sus pestañas, cejas  y cabello se cayeron” relató su madre Sofía Sierra.

Cuando Magali fue diagnosticada con progeria, los médicos dijeron a sus padres que sólo tenia esperanza de vida hasta los trece años. Pero ella les demostró que se equivocaban, y llegó a los quince años y además pudo cumplir su sueño “ser una princesa”.

La que padece Magali es una enfermedad considerada “rara” que afecta a una de cada ocho millones de personas y no tiene una causa conocida. Lamentablemente, la vida de esta pequeña niña se convirtió en una lucha contra el tiempo, en el que cada día, era ir ganándole a la vida.

Es por esto que Magali González Sierra celebró sus quince años con una gran fiesta en Candelaria, Valle del Cauca. Sonriente y feliz, frente a más de 300 invitados la vieron bailar el vals de con su padre.

En un vestido color lila y una corona plateada junto a una larga peluca castaña, Magali fue presentada en sociedad como una señorita, a pesar que su enfermedad la hace parecer como una mujer de 90 años.

“Me divertí toda la noche, aguanté, comí lechona y gaseosa. Mi papá es hermoso conmigo, me quiere, dice que soy un ángel para él”, expresó Magali González. Su noche estuvo llena de alegrías y sopresas su ídolo James Rodríguez le envió un mensaje. “Hola Magui, te mando un saludo grande. Te deseo un feliz cumpleaños y que cumplas muchos más. Que Dios te bendiga y espero conocerte pronto. Un abrazo grande”, dijo el futbolista.

Llegar a los quince años no fue fácil para Magali, al tiempo de cumplir sus 14, sufrió un paro respiratorio y fue internada en un hospital. En el tiempo que estuvo ahí, tuvo dos paros más, los médicos pensaron que la niña moría.

Magali pesa alrededor de 15 kilos y mide un metro de estatura, luego de los paros respiratorios, tuvieron que practicarle una traqueostomía y ya no puede hablar de manera fluida como lo hacía, pero la noche de su cumpleaños, no paraba de decir lo feliz que estaba.