¿Estamos cerca del salario básico universal?

Imagina que el gobierno te entregara un cheque mensual sin importar que trabajes o no
¿Estamos cerca del salario básico universal?
Varios asistentes a una rueda de prensa muestran pancartas en apoyo de la prórroga del subsidio de desempleo en EEUU.
Foto: EFE

Imagina que el gobierno te entregara un cheque mensual sin importar que trabajes o no. Un dinero para tu comida y parte del techo. ¿Lo usarías para eso? ¿Lo ahorrarías para comprar una casa? ¿Lo invertirías  en una negocio propio? ¿Lo reservarías para la educación de tus hijos? ¿Lo gastarías en fiestas y lujos?

2,000 finlandeses recibirán este beneficio a partir de 2017 en un experimento socioeconómico. La automatización del trabajo y la globalización obligaron a pensar en una alternativa para dinamizar la economía.

El centro de pruebas será Oulu, una ciudad vivió del papel y comercio de salmón con Rusia por mucho tiempo. Las tecnologías para teléfonos y tablets golpearon a la industria papelera mientras que la crisis económica en Rusia redujo los ingresos. La alternativa fue Nokia, el fabricante de celulares, pero la empresa perdió su espacio con los competidores y miles vieron desaparecer sus plazas de trabajo. Un gran porcentaje de los residentes vive del seguro de desempleo (unos $750), pero hay un problema: las personas están dejando de trabajar o buscar empleo.

Salario básico universal vs Beneficios de desempleo

Finlandia no es el primer país que estudia el salario básico universal. India, Italia, Francia y Holanda cuentan con propuestas legislativas para hacer el experimento. La idea de economistas a favor del salario básico universal es que las empresas tendría en el estímulo de general empleo al poner en marcha nuevos proyectos.

Según un artículo de Peter Goodman en el New York Times, muchas empresas dejan de arriesgar por el temor a dejar personas desempleadas si los proyectos salen mal o por debajo de las expectativas. Si el gobierno garantiza el salario básico universal, se sabe que las necesidades de las personas estarán cubiertas.

En el caso de los beneficios de desempleo, lo que se argumenta es que las personas que no consiguen trabajo de tiempo completo prefieren evitar tomar empleos temporales por el temor a perder ese dinero que llega a su casa semanalmente. Muchos trabajos temporales o freelance suelen ser pagados a cuatro o seis semanas, una espera que alguien con beneficios de desempleo no puede permitir.

Camino al trabajo ideal

Si el salario básico universal fuera puesto en marcha ahora mismo sería complemento de la gig economy de la que Uber es el mejor ejemplo. Sin embargo, las empresas que piensan a los trabajadores como “socios” están adelantado que los servicios sean prestados por robots y la inteligencia artificial. Uber sigue probando autos sin conductores, mientras que Amazon hace sus primeras entregas con drones y abrió un supermercado sin registradoras.

Entonces, si los robots harán el trabajo, ¿en qué emplear a los humanos? El salario básico universal permitiría que las personas se dediquen a labores manuales y genuinas. Atrás quedarían los trabajos que se toman por necesidad. Los utópicos hablan de una sociedad de artistas, de personas dedicadas a sus hobbies, dispuestas producir con gusto.

Pero pensar en ese tipo de vida todavía es prematuro. La prioridad en el corto y mediano plazo es aliviar la pobreza y generar empleo con una reparación al sistema capitalista.