American Apparel podría despedir hasta 3,500 empleados

La empresa se ha declarado en bancarrota ya en dos ocasiones y acaba de entrar a subasta
American Apparel podría despedir hasta 3,500 empleados
Miles de trabajadores fueron avisados de que podrían perder sus empleos en enero, como "una precaución legal".
Foto: Archivo/La Opinión

Miles de trabajadores de American Apparel podrían ser afectados después que la compañía fue puesta en subasta el lunes. Varias empresas han demostrado interés en American Apparel, que es uno de los mayores fabricantes de ropa en el país. Reuters informó la semana pasada que Amazon y Forever 21 estaban entre las compañías que consideraban la oferta.

Ambos tendrían que superar una oferta de 66 millones de dólares del fabricante canadiense de prendas de ejercicio Gildan Activewear, al cual American Apparel accedió cuando se declaró bancarrota el año pasado.

“Los despidos de los trabajadores son una consecuencia directa de la quiebra de American Apparel”, dijo Garry Bell, vicepresidente de comunicaciones corporativas y marketing con Gildan a la estación radial KPCC. “Vemos que hay una herencia para esta marca que se basa en su estilo L.A., así como su nombre “Made in USA”, y todas esas cosas son cosas que intentaríamos continuar “, agregó.

Aunque Gildan fabrica hilados en los Estados Unidos, la gran mayoría de sus trabajadores están empleados en países caribeños y centroamericanos de bajos salarios donde se cosen prendas de vestir.

American Apparel archivó su bancarrota bajo el Capítulo 11 en noviembre, apenas ocho meses después de salir de su bancarrota anterior.

La compañía notificó a 3,500 trabajadores en Los Ángeles en diciembre que podrían ser despedidos en enero. La compañía calificó los avisos de “solamente una precaución legal” y dijo que “los despidos no son certeros”.

Pero el estatus de los trabajadores ahora estará fuera de las manos de American Apparel, y el próximo comprador podría encontrar más difícil mantener la fábrica de Los Ángeles y obtener ganancias ya que el salario mínimo de Los Ángeles subirá a 15 dólares la hora en 2020.

“El valor de American Apparel radica en su marca”, dijo Lloyd Greif, presidente y CEO de la firma bancaria de inversión Greif & Co con sede en Los Ángeles, que ha seguido de cerca a American Apparel.

Si realmente estás interesado en comprar una marca, y eso es lo que estás buscando, entonces no tienes necesidad de la planta de fabricación o las tiendas minoristas, y ahí es donde están todos los empleados“, dijo Greif. “Probablemente ni siquiera necesitan el personal de oficina. Lo que harían es licenciar la marca a diferentes fabricantes en diferentes categorías”.

Pero Greif también consideró la posibilidad de que una gran empresa, como Amazon, pudiera tomar una pérdida en la fábrica de L.A. una vez que llegue el presidente electo Donald Trump, quien ha demostrado su disposición a llamar públicamente a las empresas que trasladan puestos de trabajo en el extranjero.

“Eso les daría un poco de impulso publicitario con la nueva cara de la administración entrante”, dijo Greif.