Punto por punto, las claves de las órdenes de Trump contra los inmigrantes indocumentados

Punto por punto, qué es lo esencial de las medidas ejecutivas sobre inmigración firmadas por Trump
Punto por punto, las claves de las órdenes de Trump contra los inmigrantes indocumentados
Donald Trump hace amplio uso de las órdenes ejecutivas.
Foto: Shawn Thew-Pool / Getty Images

WASHINGTON – En el marco de su prometido combate a la inmigración ilegal, el presidente Donald Trump emitió este miércoles sendas órdenes ejecutivas con pasos concretos para aumentar las deportaciones y mejorar la vigilancia fronteriza.

La primera tiene el objetivo de desplegar “todos los medios legales” para resguardar las fronteras contra la inmigración ilegal y para deportar a los inmigrantes indocumentados con “celeridad” y de “forma consistente y humana”.

La segunda está pensada para incrementar la seguridad pública al interior del país, y prevé castigar a las “ciudades santuario” y combatir a personas que permanecen en EEUU con visas vencidas.

A continuación, un resumen de ambas medidas -una lista de ensueño para grupos ultraconservadores-, y de los pasos previstos dentro de cada una, según datos divulgados por la Casa Blanca:

Seguridad fronteriza y mejor aplicación de las leyes migratorias

  • Construcción de un muro en la frontera sur, con personal “adecuado” para combatir el tráfico ilegal de personas y drogas y del tráfico humano, y prevenir actos terroristas.
  • Contratación de 5,000 agentes fronterizos.
  • Detención de individuos sospechosos de violar leyes estatales y federales, incluyendo leyes migratorias.
  • Prohibir la puesta en libertad de los detenidos por infracciones migratorias (práctica conocida en inglés como “catch and release”), para que sigan bajo custodia mientras se resuelve su caso o se procesa su deportación.
  • Restablecimiento del programa “287g” para que policías locales y estales hagan las veces de agentes de Inmigración.
  • Agilizar la revisión de casos de personas elegibles para quedarse en el país (solicitantes de asilo o refugio), y deportación de personas rechazadas, tras la imposición de sanciones civiles o criminales.
  • Restablecimiento de “Comunidades Seguras” para la cooperación plena entre las autoridades locales y estatales y los agentes de Inmigración, así como programas de vigilancia y detención estatales.
  • Desarrollar un estudio integral sobre la seguridad en la frontera sur en un plazo de 180 días y elaborar un plan de financiación del muro.
  • Desplegar recursos para de inmediato construir y operar centros de detención de inmigrantes, ya sea con propios recursos del gobierno o mediante contratos a empresas privadas.
  • Usar fondos para designar agentes a los centros de detención para revisar y referir casos de asilo válidos.
  • Enviar jueces de Inmigración a los centros de detención para realizar los procedimientos correspondientes.
  • Elaborar informe que cuantifique al detalle toda la ayuda económica, militar y humanitaria que EEUU ha dado a México, de forma directa o indirecta, en los últimos cinco años.
  • Combatir el “abuso” de las medidas de asilo y libertad condicional, para agilizar las deportaciones.

Mejora de la seguridad pública al interior de EEUU

  • Exigir la plena aplicación de las leyes migratorias contra todos los inmigrantes “deportables”.
  • Utilizar todos los sistemas y recursos disponibles para hacer cumplir las leyes de inmigración.
  • Prohibir el desembolso de fondos federales a jurisdicciones que no cumplen con las leyes pertinentes (las ciudades y condados “santuario”).
  • Asegurar la deportación de personas con órdenes de expulsión.
  • Demostrar apoyo a las víctimas de crímenes cometidos por inmigrantes “deportables”.
  • Lista de “deportables” incluye a quienes son un riesgo de seguridad pública o nacional; aquellos condenados o acusados de cometer delitos; inmigrantes implicados en fraude ante una agencia federal, y personas que han abusado de beneficios públicos, o tienen órdenes de deportación.
  • Elaboración e imposición de multas y sanciones a inmigrantes indocumentados, y a quienes le facilitan su presencia ilegal.
  • Contratación de 10,000 agentes para la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).
  • Exigir que países acepten a sus emigrantes deportados.
  • Elaborar y publicar informes semanales de los delitos cometidos por inmigrantes, y de jurisdicciones que no cumplen con órdenes de mantenerlos bajo custodia.